Operadores de frutas y verduras de Salto enfrentan cambios por decreto municipal

Operadores de frutas y verduras de Salto enfrentan cambios por decreto municipal
Operadores hortofrutícolas de Salto reunidos para discutir el impacto del decreto 7572/2023 que modifica la logística comercial en la región.

La comunidad de comerciantes de frutas y verduras de Salto se ve impactada por el decreto 7572/2023, provocando incertidumbre y descontento entre los operadores y sus familias.


En la ciudad de Salto, un colectivo de operadores dedicados a la comercialización de frutas y verduras, ubicados en los históricos galpones de la calle Diego Lamas, han convocado a una reunión urgente. La causa de este encuentro no es otra que la inquietud generada por el reciente decreto 7572/2023, impulsado por la intendencia local y la junta departamental. Este cambio normativo, promovido por el intendente, ha desatado una oleada de preocupaciones entre estos comerciantes, quienes ven amenazada la estabilidad de sus operaciones y, por ende, el sustento de numerosas familias.

Uno de los voceros del grupo, representante de una empresa con 24 años de trayectoria y dedicada principalmente a la importación de bananas, compartió su perspectiva sobre el asunto. Según su testimonio, la modificación del decreto, que adelanta la fecha de aplicación y redefine los límites geográficos de operación, ha sido percibida como una medida arbitraria con posibles motivaciones políticas detrás. Este cambio abrupto no solo pone en riesar la viabilidad de sus negocios, sino que también afecta directamente a entre 320 y 150 familias que dependen de esta actividad comercial.

La preocupación es tal que los operadores han buscado dialogar con las autoridades, sin encontrar hasta el momento una solución que contemple las necesidades y realidades de todos los involucrados. La propuesta de reubicación en terrenos más pequeños y menos equipados que los actuales no compensa la inversión y el esfuerzo desplegado durante años por estos comerciantes.

Esta situación ha llevado a los afectados a buscar el apoyo del Ministerio, con el cual han mantenido reuniones para exponer su caso. A pesar de las promesas y la atención recibida, la incertidumbre sigue siendo la constante entre los operadores, quienes no solo se enfrentan a un futuro comercial incierto, sino también a la posible pérdida de su medio de vida y el bienestar de sus familias.

El decreto 7572/2023 se ha convertido en un punto de inflexión para el sector hortofrutícola de Salto, desencadenando un conflicto que aún busca una resolución justa y equitativa para todas las partes. Los operadores continúan su lucha, esperando alcanzar un acuerdo que les permita seguir contribuyendo a la economía local sin poner en riesgo su supervivencia y la de sus dependientes.

SHOP Libros




© Diario Salto Al Día | Todos los derechos reservados
Salto, Uruguay