Presentan denuncia penal contra Lacalle Pou y otros por graves delitos de contrabando

eL material incautado en operativo fronterizo, pieza central en la denuncia que apunta a la cúpula política uruguaya por contrabando y abuso de autoridad.

La fiscalía capitalina analiza denuncia contra el presidente y altos jerarcas por implicación en contrabando fronterizo y posible corrupción.


El periodista y aspirante a la presidencia por el partido "Basta Ya", Jorge Bonica, metió un pique en la justicia penal contra el primer mandatario Luis Lacalle Pou, junto a Fernando Mattos y Virginia Guardia del MGAP, acusándolos de estar en la vuelta en un fangoso asunto de contrabando, tráfico de influencias, soborno y abuso de poder.

La movida se armó tras la incautación de un camión tata cargado hasta las manos con productos prohibidos por el MGAP en el cruce del Puente San Martín, que une Fray Bentos con Gualeguaychú. La carga, un verdadero surtido de mariscos, lácteos y más de un centenar de botellas entre vinos y champagnes, fue parada el 29 de diciembre del año pasado, pero lo que vino después es lo que realmente calienta la olla.

A pesar de que el procedimiento de incautación estaba cantado y los aduaneros ya tenían todo al bulto, apareció Virginia Guardia, jerarca del MGAP, y mandó a dar marcha atrás con la mano en la cintura, alegando órdenes de arriba. Eso sí, la vuelta que le dieron al asunto, diciendo que era para un evento de la embajada uruguaya en Argentina, no se la cree nadie. Para más, el trámite tenía un olor a chamuyo que tiraba para atrás, siendo un claro ejemplo de cómo se manejan ciertos temas en las alturas del poder.

Bonica, sin pelos en la lengua, apunta con el dedo a Lacalle Pou y su equipo, acusándolos de meter la mano en la lata y jugar con la salud de la gente, permitiendo el ingreso de mercadería que de cajón no debería haber pasado la frontera. Las evidencias, entre fotos y testimonios, están sobre la mesa, esperando que la justicia le meta el diente al caso y vea si hay carne para hacer un asado o si todo queda en humo.

Este embrollo no hace más que echar leña al fuego en cuanto a la percepción de la mersa política y su cercanía con prácticas turbias. La bola está del lado de la justicia ahora, y la gurisada espera ver si esta vez se hace la luz o si todo queda en la misma neblina de siempre.

SHOP Libros




© Diario Salto Al Día | Todos los derechos reservados
Salto, Uruguay