Disminución de licencias activas de cannabis en Uruguay preocupa al sector empresarial

El sector del cannabis en Uruguay enfrenta un declive en licencias activas, impulsando a las empresas a solicitar apoyo estatal para su revitalización
Disminución de licencias activas de cannabis en Uruguay preocupa al sector empresarial

Acumulación de 300 toneladas de flores de cannabis en Uruguay debido a cambios en el mercado internacional y restricciones de licencias.

Empresas uruguayas del cannabis enfrentan desafíos significativos debido a la reducción de licencias activas, instando al Estado a apoyar su desarrollo y expansión en el mercado interno.

En Uruguay, el sector del cannabis medicinal está experimentando un momento crítico debido a la notable disminución en el número de licencias de cultivo activas, lo que ha llevado a las empresas relacionadas a pedir apoyo del Estado. Actualmente, solo 25 licencias de cultivo industrial están activas, una caída significativa desde las 150 habilitaciones existentes en 2020. Esta situación ha generado un excedente de 300 toneladas de flores de cannabis sin vender.

La Cámara de Empresas del Cannabis Medicinal (Cecam) ha expresado su preocupación por esta tendencia descendente, que se ha visto agravada por los cambios regulatorios en los mercados internacionales. Estos cambios han aumentado la competencia y han afectado negativamente a las empresas uruguayas. Ricardo Páez, presidente de la Cecam, ha propuesto varias soluciones para revitalizar la industria, incluyendo la habilitación de la venta de flores de cannabis en el mercado interno, tanto para consumo como para extracción industrial.

Otra propuesta de la Cecam es permitir el uso del cannabidiol (CBD) en alimentos y cosméticos, lo que abriría nuevas oportunidades de mercado para las empresas uruguayas. Actualmente, la normativa uruguaya no permite la venta de cannabis para uso medicinal en el mercado interno, limitando así las posibilidades de comercialización de las empresas.

Además, las empresas del sector enfrentan dificultades en el sistema financiero, ya que las regulaciones internacionales consideran al negocio del cannabis como ilícito. Esto ha llevado a la creación de empresas paralelas en el exterior para facilitar la comercialización.

La Cecam ha iniciado una serie de encuentros con candidatos de los partidos políticos para discutir estas propuestas y buscar soluciones. Hasta el momento, se han reunido con Pablo Mieres, líder del Partido Independiente, y el actual secretario de la Junta Nacional de Drogas.

La situación actual del cannabis medicinal en Uruguay representa un desafío significativo para el sector, que busca adaptarse a un entorno cambiante y superar las barreras regulatorias y financieras. El apoyo del Estado podría ser crucial para el desarrollo y la sostenibilidad de esta industria emergente en el país.

© Diario Salto Al Día / Todos los derechos reservados
Salto, Uruguay