Noche de violencia en Damasco: Israel ataca posiciones proiraníes - Diario Salto Al Día
Fecha y Hora Dinámica Cargando fecha...
Cargando hora...

Noche de violencia en Damasco: Israel ataca posiciones proiraníes

1 minuto de lectura

Noche de violencia en Damasco: Israel ataca posiciones proiraníes

Estragos en Damasco tras bombardeos israelíes sobre milicias proiraníes desde Altos del Golán, marcando un nuevo capítulo en el conflicto regional.

Israel intensifica sus operaciones en Siria, dejando víctimas en las milicias proiraníes y elevando la preocupación internacional.

En la oscuridad de la noche, los cielos sobre Damasco se iluminaron con el estruendo de los ataques israelíes. Dos miembros de milicias alineadas con Irán perdieron la vida, mientras que otros seis sufrieron heridas en una serie de bombardeos ejecutados desde los controvertidos Altos del Golán. Este suceso no es aislado; representa un eslabón más en la cadena de tensión que ha caracterizado a la región en los últimos tiempos.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres, ha sido el encargado de difundir esta información. Según el organismo, aún se está en la búsqueda de desaparecidos, lo que podría modificar el balance actual de víctimas. Los objetivos de estos ataques fueron precisamente dos infraestructuras vinculadas a las milicias: una granja y un centro de entrenamiento, localizados en la provincia de Damasco Rural.

Este evento se suma a una serie de 17 ataques atribuidos a Israel desde inicios de año contra el territorio sirio. El saldo hasta el momento asciende a 37 muertos, incluyendo tanto a militares sirios e iraníes como a milicianos y civiles. La frecuencia y letalidad de estas incursiones reflejan la escalada de un conflicto que trasciende las fronteras sirias, afectando la estabilidad de toda la región.

Los Altos del Golán, desde donde se ejecutaron los ataques, constituyen una pieza clave en este ajedrez geopolítico. Capturado por Israel durante la Guerra de los Seis Días en 1967 y luego durante la guerra del Yom Kipur en 1973, este territorio fue anexionado de manera efectiva en 1981, en un movimiento que no ha sido reconocido por la comunidad internacional. Esta disputa territorial añade una capa más de complejidad al ya de por sí tenso panorama en Medio Oriente.

Este reciente ataque deja al descubierto la fragilidad de una paz que parece cada vez más distante. Mientras las potencias regionales e internacionales buscan mediaciones y soluciones, los enfrentamientos armados continúan cobrando vidas. La comunidad internacional observa con preocupación, esperando que el diálogo prevalezca sobre la violencia.

La situación en Medio Oriente, con Siria como uno de sus epicentros, sigue siendo un desafío para la diplomacia internacional. La esperanza de muchos es que la resolución de estos conflictos se encamine hacia la paz y la reconstrucción, en lugar de sumergirse aún más en el ciclo de violencia que ha marcado a la región durante décadas. Mientras tanto, el mundo sigue atento a cada desarrollo, esperando señales de cambio hacia un futuro más pacífico.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.