El presidente electo Luis Lacalle Pou asistió a una conferencia de prensa en Torre Ejecutiva el lunes 2, luego de la reunión con el presidente Tabaré Vázquez para comenzar la transición al mando de las autoridades. En este contexto, el futuro gobernante quedó satisfecho después de la reunión “en lo político y personal”. “Estaba más interesado en lo personal que en lo político”, subrayó.

El presidente Vázquez y su equipo recibieron a Lacalle Pou, la vicepresidenta electa, Beatriz Argimón, y el grupo acompañante para comenzar el proceso de transición, que culminó el 1 de marzo. “Fue una reunión que soñamos hace mucho tiempo y estamos satisfechos. El contenido de la reunión personal con el presidente está en la reunión. Fue necesario, institucional y personalmente, así es como lo transmití ”, dijo Lacalle Pou.

“Básicamente, solicitamos que en la próxima reunión de Presidentes del Mercado Común del Sur (Mercosur), el 5 de este mes, alguien de nuestra confianza esté presente en la delegación, lo que Vázquez aceptó”, dijo. “Hacemos un llamamiento al republicanismo de Tabaré Vázquez, como siempre enfatizamos. Hemos anunciado el equipo técnico y la apertura del trabajo bilateral desde que se confirmó la fórmula con Argimón. Reportamos todo lo que sucede en cada área ”, dijo.

También anunció que el futuro secretario de la presidencia será Álvaro Delgado; el secretario, Rodrigo Ferrés; la secretaria personal, Nicolás Martínez, y la ministra de Hacienda y Finanzas, Azucena Arbeleche.

Con respecto a la reunión, elaboró: “Muchas reuniones bilaterales, encuentros, memoria que se están haciendo; Más es mejor en términos de información. Nos dieron un documento de 15 puntos que tomamos para comenzar el trabajo. ”

También enumeró que algunos de los temas tratados con Vázquez aludieron a tarifas públicas, salarios, combustible y seguridad. En referencia a la proyección económica, acotó que la analizará junto a Arbeleche y los equipos entrante y saliente especializados en la temática.

“Será una transición a la uruguaya, como estamos acostumbrados, por lo que otros países nos miran con cierta envidia”, precisó Lacalle Pou. “Al presidente lo voy a molestar lo menos posible, pero no descarto otro encuentro”, apuntó. “El equipo técnico nos ofreció todo el tiempo una sala en la Torre Ejecutiva, que la vamos a usar”, añadió, para luego informar que “por escrito, no se dejó nada”.

También reafirmó la ida de realizar auditorías, pero sostuvo “que no es una cacería de brujas, ni revanchismo ni tierra arrasada”. “Creemos que luego de 15 años de un partido en el Gobierno y cuando asume otros es lógico que se hagan, con lo cual definiremos a quién y en qué organismo. Compromiso inalterado, cuanto más información se tenga, menos hay que hurgar y estudiar”, indicó.