Giros inesperados en las ayudas de EEUU a Ucrania podrían cambiar el curso de la guerra - Diario Salto Al Día
Fecha y Hora Dinámica Cargando fecha...
Cargando hora...

Giros inesperados en las ayudas de EEUU a Ucrania podrían cambiar el curso de la guerra

4 minutos de lectura

La llegada del mes de octubre ha generado múltiples cuestionamientos sobre el apoyo de occidente a Ucrania. A continuación, analizamos, los principales sucesos que podrían alterar drásticamente el curso de la guerra e involucran las decisiones de EEUU.

En primer lugar, la nueva legislación aprobada para impedir el cierre de gobierno deja a Ucrania sin más ayudas. Segundo, la destitución del presidente de la Cámara de Representantes y la incertidumbre sobre el nombramiento de un sustituto podrían decidir el curso de nuevas ayudas. Y tercero, el inicio del conflicto bélico en el Oriente que ubica a Estados unidos en la disyuntiva de distribuir ayudas entre Ucrania e Israel.

La legislación

El giro de los acontecimientos comenzó el sábado 30 de septiembre cuando el presidente de la Cámara de representantes, Kevin McCarthy, cambió de táctica y presentó el proyecto de ley de financiación que evitó el cierre de gobierno federal. Si el proyecto de ley no hubiera sido aprobado por el Congreso y firmado por el presidente antes de la medianoche del sábado, el gobierno federal habría cerrado.

El proyecto de ley contiene 16.000 millones de dólares en ayuda para desastres solicitados por el presidente Joe Biden, pero no incluye dinero para Ucrania en su guerra contra la invasión rusa.

La Cámara aprobó el proyecto de ley por 335 votos a favor y 91 en contra. Lo apoyaron más demócratas que republicanos, aunque no contiene ayuda para Ucrania, una prioridad para Biden, los demócratas y muchos republicanos del Senado.

“Espero plenamente que el presidente [de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy] mantenga su compromiso de asegurar el paso y el apoyo necesarios para ayudar a Ucrania mientras se defiende contra la agresión y la brutalidad», dijo Biden a los periodistas en la Casa Blanca.

Muchos legisladores, sin embargo, reconocen que lograr la aprobación de la asistencia a Ucrania en el Congreso se está volviendo más difícil.

Casi la mitad de los republicanos de la Cámara de Representantes votaron a favor de retirar 300 millones de dólares de un proyecto de ley de gastos de defensa para entrenar a soldados ucranianos y comprar armas.

El dinero fue aprobado posteriormente por separado, pero los opositores al apoyo de Ucrania celebraron su creciente número.

La destitución y un nuevo nombramiento

Por primera vez en la historia, los legisladores estadounidenses votaron para destituir del poder al presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

El republicano Kevin McCarthy fue destituido de su puesto de presidente en una votación de 216 a 210. La votación ocurrió apenas tres días después de que encabezara la aprobación del proyecto de ley de gasto provisional para evitar el cierre del gobierno.

El representante republicano Matt Gaetz presentó una moción el lunes por la noche para forzar una votación sobre la destitución de McCarthy, expresando frustración en el liderazgo de McCarthy después de que éste no lograra aprobar un proyecto de ley de financiación gubernamental con prioridades de gasto de los conservadores.

Hasta la fecha, ningún presidente de la Cámara había sido destituido de su cargo. McCarthy anunció por la noche que no buscaría la reelección como presidente.

Jim Jordan fue el primero en declarar públicamente su intención de postularse para presidente. Se han planteado otros nombres, como Steve Scalise, el republicano número 2 de la Cámara de Representantes que durante mucho tiempo ha sido el favorito para asumir el cargo de presidente después de McCarthy, y Kevin Hern, presidente del Comité de Estudio Republicano, el grupo republicano más grande de la Cámara.

La campaña ‘Republicanos por Ucrania’, de Defending Democracy Together, calificó a los principales candidatos a presidir la Cámara en función de su apoyo pasado a Ucrania.

A través de una boleta con calificaciones que van de la A a la F (indican apoyo u oposición a proyectos de ley anteriores), la campaña busca medir la probabilidad de que cada uno de ellos someta a votación la ayuda a Ucrania al convertirse en presidente.

Tom Emmer, el nuevo líder republicano de la Cámara Baja, obtuvo la calificación más alta, una A. Mientras Steve Scalise, el segundo republicano de la Cámara, durante mucho tiempo el favorito para asumir el cargo de presidente después de McCarthy, recibió un nivel más bajo, una B.

El representante Matt Gaetz, quien lideró la iniciativa para derrocar a McCarthy, ha dicho que apoyaría a Scalise.

El nuevo sucesor está por definirse. La llegada de un nuevo presidente de la Cámara de Representantes que se oponga al financiamiento podría anular una propuesta incluso antes de que llegue a votación, por lo que un acuerdo sobre Ucrania puede depender de quién suceda a McCarthy.

La guerra en Oriente

El grupo islamista palestino Hamás lanzó el sábado el mayor ataque contra Israel en años, con al menos 100 personas fallecidas y decenas de rehenes.

El primer ministro Benjamin Netanyahu respondió con una promesa de represalias. «Nuestro enemigo pagará un precio que nunca ha conocido», dijo. «Estamos en guerra y la ganaremos».

El ataque supuso una infiltración sin precedentes en Israel de un número desconocido de hombres armados de Hamás procedentes de la Franja de Gaza. Ha sido el golpe más duro para el Estado judío en el conflicto con los palestinos desde los atentados suicidas de la Segunda Intifada hace unas dos décadas.

El ataque de Hamás contra Israel ha dejado al presidente Biden en medio de una enorme crisis internacional con el riesgo de expandirse y bajo críticas de los republicanos de que las políticas de su administración han llevado a esta disyuntiva.

El potencial este conflicto podría poner a prueba el liderazgo de Biden tanto en el escenario nacional como internacional, teniendo que demostrar apoyo inquebrantable a Israel y al mismo tiempo la capacidad de forjar una paz en el Medio Oriente, donde simpatizantes de Hamás respaldaron la acción.

Source link

Deja una respuesta

Your email address will not be published.