Gazpacho andaluz: Frescura en cada sorbo - Diario Salto Al Día
Fecha y Hora Dinámica Cargando fecha...
Cargando hora...

Gazpacho andaluz: Frescura en cada sorbo

1 minuto de lectura
Gazpacho andaluz: Frescura en cada sorbo
Gazpacho andaluz servido frío, decorado con crujientes vegetales y un toque de aceite de oliva.

Cuando el calor del verano se hace sentir, el gazpacho andaluz se convierte en el protagonista indiscutible de las mesas frescas y saludables. Esta sopa fría es un emblema de la gastronomía mediterránea, un tributo a los sabores puros y una oda a la simplicidad.
El gazpacho original no es más que una sencilla mezcla de hortalizas crudas, predominantemente tomates rojos y maduros, que se unen en un baile de texturas y sabores con pimientos, pepinos, y cebollas, todo ello aderezado con el mejor aceite de oliva, vinagre y una pizca de sal. 

Ingredientes:

– 1 kg de tomates maduros, pelados y sin semillas
– 1 pimiento verde, sin semillas y cortado
– 1 pepino mediano, pelado y troceado
– 1 cebolla pequeña, pelada y cortada en cuartos
– 2 dientes de ajo, pelados
– 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
– 2 cucharadas de vinagre de Jerez
– Sal al gusto
– Agua fría, según sea necesario para ajustar la consistencia

Instrucciones:

1. Comienza por preparar las verduras. Lávalas bien y córtalas en trozos que tu licuadora o procesador de alimentos pueda manejar fácilmente.
   
2. Coloca los tomates, el pimiento verde, el pepino, la cebolla y los dientes de ajo en la licuadora o procesador de alimentos y tritura hasta obtener una mezcla homogénea y suave.
   
3. Añade el aceite de oliva virgen extra, el vinagre de Jerez y la sal al gusto. Continúa procesando hasta que todos los ingredientes estén bien emulsionados y la mezcla tenga una textura suave y agradable.
   
4. Si el gazpacho te queda demasiado espeso, puedes ajustar la consistencia añadiendo un poco de agua fría hasta alcanzar la densidad deseada.
   
5. Una vez listo, vierte el gazpacho en una jarra y refrigéralo. Es importante servirlo muy frío, así que déjalo en la nevera al menos durante 2 horas antes de servir.
   
6. Al momento de servir, puedes decorar cada plato con pequeños trozos de las mismas verduras que utilizaste, un chorrito de aceite de oliva y unas gotas de vinagre.
Disfruta de esta deliciosa y refrescante sopa fría, que no solo te ayudará a combatir el calor, sino que te aportará una gran cantidad de vitaminas y nutrientes esenciales para tu día. 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.