Falla en gestión de la CTM bajo presidencia de Burutarán compromete acuerdo portuario - Diario Salto Al Día

Fecha y Hora Dinámica Cargando fecha...
Cargando hora...

Falla en gestión de la CTM bajo presidencia de Burutarán compromete acuerdo portuario

2 minutos de lectura

Falla en gestión de la CTM bajo presidencia de Burutarán compromete acuerdo portuario

Martín Burutarán, al frente de la CTM, enfrenta críticas por la gestión del acuerdo portuario.

Tensiones entre la ANP y la CTM escalan por incumplimientos en pagos de servicios desde 2021, afectando proyectos en el Puerto de Salto.

La promesa de un Puerto de Salto revitalizado, impulsado por un acuerdo de comodato entre la Administración Nacional de Puertos (ANP) y la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande (CTM) en diciembre de 2021, parece haber encallado bajo la gestión de Martín Burutarán. El compromiso era claro: la CTM, con Burutarán al timón y Nicolás Irigoyen y Daniel Arcieri como primeros oficiales, se haría cargo de los gastos de OSE y UTE. No obstante, el barco de la promesa navega a la deriva, con la ANP remando sola en el pago de estas cuentas desde diciembre de 2021.

Esta omisión de la CTM pinta un cuadro de gestión que deja mucho que desear, especialmente cuando el capitán del equipo, Burutarán, debería haber previsto estos arrecifes financieros. La situación actual no solo muestra un desapego preocupante por las responsabilidades acordadas, sino que también arroja dudas sobre la habilidad de navegación administrativa del equipo liderado por Burutarán.

La reciente mano extendida de la CTM hacia la ANP, buscando auxilio financiero para cubrir esta deuda impaga, es la crónica de un naufragio anunciado. ¿Cómo es posible que no se hayan avistado estos bajíos financieros desde el puente de mando de la CTM? La responsabilidad de este desaguisado recae en Burutarán y su cuadro de oficiales, quienes parecen haber perdido el rumbo en la gestión de recursos y compromisos esenciales.

Más allá de la ayuda financiera brindada por la ANP, este episodio deja en el aire preguntas sobre la justicia y equidad en la distribución de responsabilidades y consecuencias. Mientras la Intendencia de Salto ya tomó cartas en el asunto rescindiendo contratos con la ANP, la CTM, bajo la batuta de Burutarán, sigue navegando en aguas turbias sin mayores remezones.

Este escenario exige un replanteo urgente de cómo se gestionan los acuerdos y compromisos en proyectos de envergadura nacional. No basta con tener el timón; es fundamental navegar con previsión, responsabilidad y compromiso hacia el puerto del desarrollo y bienestar común. La gestión de Burutarán debe ser puesta bajo la lupa, exigiendo un cambio de rumbo que asegure no solo el cumplimiento de los compromisos asumidos, sino también la viabilidad futura del Puerto de Salto.

Como buenos uruguayos, sabemos que el mate se comparte y las responsabilidades también. Es hora de que la CTM, con Burutarán a la cabeza, entienda que en la gestión de lo público, el compromiso es con la gente y el desarrollo del país. No podemos permitir que el barco del Puerto de Salto siga a la deriva por falta de capitán.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.