Hoy es: 18, May, 2024

Como escribir un articulo sin siquiera intentarlo

2 meses ago
Pluma%20de%20escribir

 

Renee Henning

Por Renee Henning
Escritora Norteamericana

Todo el mundo tiene una historia que contar. Sin embargo, la mayoría de los aspirantes a escritores tienen un trabajo diario. Puede que tengan una idea fascinante para un artículo. Pero, a menudo, si un editor acepta su propuesta de escribir el artículo, lo dejan para más tarde. Como la tarea les parece titánica, la posponen durante años, o para siempre. Según el Washington City Paper, «el 90% de los autónomos que se dirigen al periódico para escribir un artículo o una reseña nunca llegan a hacerlo»

Afortunadamente, hay una forma de superar las barreras psicológicas que impiden escribir, dividir las tareas en partes manejables y terminar todo el proyecto en un plazo aceptable. Esta técnica requiere una fecha de finalización más tardía que la que necesitan los escritores profesionales, pero permite a un principiante llevar a cabo el abrumador trabajo. He utilizado este método para escribir artículos antes de obtener la aprobación editorial sobre la idea (no es el método preferido). Sin embargo, el método también puede funcionar para artículos que no están vinculados a un acontecimiento noticioso reciente y no son urgentes.

En la década de 1990, no dejaba de aplazar la redacción de un artículo. De hecho, me aterraba el trabajo. Después de haber sido publicado veinte veces, sabía que el artículo sería muy difícil de escribir. Esto se debía a lo sombrío del tema (abuso y abandono infantil), a mi deseo de comprimir mucha información en un espacio limitado sin parecer pedante, a mis responsabilidades como esposa y madre de niños pequeños, y a las exigencias de mi carrera jurídica a tiempo completo.

Finalmente ideé un plan. Requería dedicar dos horas al proyecto cada uno de los cuatro días de cada semana. Dividí la tarea en pequeños pasos, para evitar la sensación de que estaba escribiendo un artículo.

Siguiendo este plan, terminé el trabajo en seis semanas. Aunque muchos editores considerarían excesiva la duración, en aquel caso era aceptable porque el artículo era largo y no tenía plazos. Desde la década de 1990, ese artículo de 2700 palabras, «Touching and the Adopted Child» (El tacto y el niño adoptado), se ha publicado cuatro veces, la última en 2016.

El plan consta de cinco pasos: 1. Notas

Consiste en escribir breves notas sobre ideas para incluir en el artículo y sobre la investigación a realizar. Quería hablar de dos chicas víctimas de abusos sexuales. Una de ellas reaccionó ante la presencia de cualquier hombre, derrumbándose en el suelo y permaneciendo allí todo el tiempo como un charco. La otra niña, feral, atacaba a cualquiera que se acercara y aterrorizaba a su orfanato. Esas notas podrían decir: «Historia de la niña del charco» e «Historia de la niña salvaje». También sabía que necesitaba información sobre la cuestión de los bebés que mueren por falta de contacto. Esa nota podría decir: «Investigación sobre el retraso del crecimiento». El paso de las notas le llevaría como mucho dos sesiones de trabajo.

Estas sesiones deben programarse para una hora adecuada al escritor. Para los empleados que no tienen pausas de dos horas para comer, eso excluye la jornada laboral normal. Los «gallos» pueden querer empezar la sesión al amanecer, mientras que los «búhos nocturnos» pueden preferir la medianoche. Considero que «Touching» es mi artículo de las 5.30 a las 7.30 de la mañana, porque es cuando lo escribí.

Repita: «No estoy escribiendo un artículo. Solo estoy tomando algunas notas». 2. Investigación

La cantidad de investigación necesaria para un artículo depende de su temática y complejidad. Muchos artículos requieren poca investigación, sobre todo si el autor ya conoce el tema.

No hay pase libre. Me enfrasqué tanto en la investigación de «Touching» que pasaba tiempo de más en la biblioteca los fines de semana. Eso no me eximió de dedicar dos horas de trabajo en cuatro días distintos la semana siguiente.

Repita: “No estoy escribiendo un artículo. Solo estoy investigando”. 3. Esquema

Preparar un esquema sencillo y organizar la información en él puede completarse generalmente en una sesión de trabajo. Para mi artículo, el esquema decía:

I. Introducción

II. Tacto insuficiente

III. Diferentes tipos de tacto

IV. Tacto inadecuado

V. ¿Dónde están ahora?

VI. Conclusión

Al colocar el esquema al principio del documento de Notas comentado anteriormente, pude organizar la información simplemente moviendo cada nota a su lugar correspondiente en el esquema. Por ejemplo, para mi artículo, la entrada completa bajo el título «Tacto inadecuado» podría decir:

Investigación sobre estadísticas de abuso infantil

Investigación sobre los efectos de los abusos físico en los niños

Investigación sobre los efectos de los abusos sexuales en los niños

Historia de la niña del charco

Historia de la niña salvaje

Repita: “No estoy escribiendo un artículo. Solo estoy haciendo un esquema”.

4. Escribir un párrafo

Este paso requiere redactar un párrafo, insertado en el esquema, durante cada sesión de escritura de dos horas. A menudo, este párrafo no hace, sino reforzar a una nota ya incluida en el esquema y, por tanto, la sustituye. El párrafo no tiene por qué ser el siguiente consecutivo del artículo si hay un esquema claro.

Una vez más, no hay pase libre. Según el plan, escribir cuatro párrafos durante el primer día de los cuatro obligatorios de la semana no exime al escritor de redactar un párrafo decente en cada uno de los otros tres días. El tiempo restante de la sesión de trabajo debe dedicarse a redactar párrafos adicionales o a revisar la parte del artículo ya redactada.

Repita: “No estoy escribiendo un artículo. Solo estoy escribiendo un párrafo”.

5. Revisión

Con todos los párrafos escritos y la mayoría de ellos corregidos durante las sesiones de redacción, llega el momento de mejorar todo el borrador. Esto incluye un recorte riguroso y un pulido meticuloso. También incluye programar parte del trabajo de revisión con varios días de diferencia, para que el escritor pueda revisar el texto con una mirada nueva. Leer todo el artículo en voz alta ayudará a identificar frases incómodas, palabras repetitivas y otros problemas.

Repita: “No estoy escribiendo un artículo. Solo estoy revisando uno ya redactado”.

Felicidades. ¡El artículo está listo!


    Descubre más desde Diario Salto Al Día

    Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

    Salto Al Día

    Fundado el 9 de abril de 2010, Diario Salto Al Día es un medio de prensa de Uruguay que se dedica a informar sobre noticias nacionales e internacionales.

    Deja un comentario

    Latest from Blog

    No te pierdas

    Inequidades en salud

    Por el Dr. Alvaro Vero Esp. en Salud Pública El 1 de

    Ética en salud

    Por el Dr. Alvaro Vero Esp. en Salud Pública Hasta hace unos