Exministro boliviano insinuó que entrevista a Marset fue una estrategia oculta

El exministro boliviano Hugo Moldi explica las posibles conexiones entre Sebastián Marset, la DEA y gobiernos sudamericanos.




En una reciente entrevista con la televisión boliviana Red Gigavision, Hugo Moldi, exministro del Interior de Bolivia, abordó la compleja situación en torno a Sebastián Marset. El exfuncionario expresó su opinión sobre la implicación de la DEA (Drug Enforcement Administration) estadounidense y las acciones gubernamentales en la búsqueda y rastreo de Marset.

Moldi destacó la necesidad de que la DEA aclare su posición y la información que posee sobre Marset. Según el exministro, hay razones para creer que existe una operación internacional para desacreditar al gobierno del presidente Luis Arce, utilizando el caso de Marset como medio. Moldi sugiere que podría haber una negociación entre Marset, autoridades paraguayas, uruguayas y la DEA. 

El exministro también señaló la realización de una entrevista a Marset en Paraguay, calificándola como un espectáculo disfrazado de periodismo. Criticó la aparente facilidad con la que se llevó a cabo esta entrevista, cuestionando la falta de atención de las autoridades antidrogas paraguayas y de la DEA. Moldi considera que la entrevista forma parte de una estrategia de negociación entre Marset y las autoridades mencionadas.

Además, Moldi abordó la situación en Uruguay, señalando la presencia de pruebas sobre la facilidad que Marset tuvo para utilizar puertos uruguayos. El exministro destacó la importancia de que la justicia uruguaya haga pública esta información. Asimismo, expresó su preocupación por la posibilidad de que Marset sea extraditado a Estados Unidos y por las implicaciones políticas que esto podría tener.

Respecto a la presunta fuga de información que facilitó la huida de Marset, Moldi opinó que, aunque no cree en la complicidad institucional de la fuerza especial de lucha contra el narcotráfico, es posible que individuos dentro de la institución hayan sido corrompidos.

Por último, Moldi aconsejó al actual ministro de Gobierno manejar con cautela sus declaraciones públicas sobre el caso, sugiriendo una estrategia más pensada y estratégica. En su opinión, no hay nada que involucre directamente al Ministerio de Gobierno ni a su ministro en el caso Marset, por lo que responder constantemente a las acusaciones podría no ser necesario.
© Diario Salto Al Día / Todos los derechos reservados
Salto, Uruguay