Unificación nacional en regulación bromatológica: Uruguay implementa el RUNAE

Congreso de Intendentes aprueba histórico Registro Único Nacional de Alimentos, unificando la regulación bromatológica.
Unificación nacional en regulación bromatológica: Uruguay implementa el RUNAE Aprobación del RUNAE por el Congreso de Intendentes: Un hito en la regulación de alimentos y vehículos en Uruguay.

RUNAE Simplifica los procesos para los emprendedores, asegura la calidad de los alimentos para los consumidores y representa un avance significativo en la regulación bromatológica del país.




Ana Beatriz Silva
Por Ana Beatriz Silva
Periodista
El Congreso de Intendentes en Uruguay ha marcado un hito histórico con la aprobación unánime del Registro Único Nacional de Alimentos, Empresas y Vehículos (RUNAE). Esta iniciativa representa una reforma significativa en la regulación de los procedimientos bromatológicos a nivel nacional, facilitando la habilitación de locales, productos y vehículos relacionados con el rubro alimenticio. Esta decisión se tomó durante una sesión reciente en Rocha, y ha sido calificada como un avance histórico por Alejo Umpiérrez, jefe comunal de dicho departamento.

Antes de la implementación de RUNAE, cada intendencia en Uruguay tenía su propia reglamentación bromatológica. Esto significaba que los fabricantes de alimentos debían tramitar la habilitación en cada departamento donde pretendían vender sus productos. Este proceso era particularmente desafiante para los pequeños y medianos productores, quienes enfrentaban múltiples barreras burocráticas y costos adicionales.

La unificación de los procedimientos a través de RUNAE permite que una habilitación bromatológica obtenida en un departamento sea válida en todo el territorio nacional. Este cambio es fundamental para facilitar la distribución y venta de productos alimenticios a nivel nacional, eliminando la necesidad de múltiples habilitaciones departamentales. La decisión ha sido aplaudida por varios actores del sector, incluyendo a Yamandú Orsi, intendente de Canelones, quien destacó el esfuerzo colaborativo de las 19 intendencias en la búsqueda de una solución eficaz a una demanda largamente sostenida.

En entrevista con el programa En Perspectiva, Macarena Rubio, secretaria ejecutiva del Congreso de Intendentes, aportó contexto sobre los desafíos enfrentados en el camino hacia este acuerdo. A lo largo de los años, hubo varios intentos y ensayos para alcanzar un consenso, pero diversos inconvenientes lo impidieron. Finalmente, el consenso se logró gracias a la unificación de las voluntades de los jefes departamentales. Se espera que el sistema esté operativo hacia fines de marzo o abril.

Un caso particular que resalta la importancia de este cambio es el de Julia Olarte, productora de alfajores "4 de Julia". Olarte, cuya empresa estaba registrada en el departamento de Flores, enfrentó desafíos para vender sus productos en Montevideo debido a las diferencias en las exigencias bromatológicas entre departamentos. Este y otros casos similares subrayaron la necesidad de un sistema más integrado y coherente.

El RUNAE no solo centraliza el registro sino que también estandariza los criterios bromatológicos a nivel nacional. Esto implica un esfuerzo considerable por parte de los equipos técnicos de las intendencias, quienes han trabajado en la unificación de criterios y en la capacitación para asegurar la implementación efectiva del sistema. Además, se ha revisado la normativa existente para garantizar el cumplimiento de los estándares nacionales e internacionales en materia de sanidad alimentaria.

Este sistema beneficiará a emprendedores y consumidores por igual. Por un lado, los emprendedores podrán obtener una habilitación válida en todo el país, lo que simplifica enormemente los trámites y reduce los costos asociados. Por otro lado, los consumidores contarán con garantías sobre la calidad y seguridad de los alimentos, independientemente de su lugar de producción.

Los registros bromatológicos existentes serán reconocidos mutuamente por las intendencias, lo que facilitará la transición hacia el nuevo sistema. Este reconocimiento mutuo es una ventaja clave del convenio, ya que permite la validez nacional de los registros previamente emitidos por las distintas intendencias.

Además, el RUNAE promete un mayor equilibrio en los controles bromatológicos en todo el país, asegurando que todos los departamentos cumplan con los mismos estándares de calidad. Esto es esencial para mantener un alto nivel de seguridad alimentaria y para garantizar la inocuidad de los productos en todo el territorio nacional.

La implementación del RUNAE representa un paso importante hacia una mayor eficiencia y equidad en la regulación alimentaria en Uruguay. Con este sistema, se espera apoyar el crecimiento de los pequeños y medianos emprendedores, al tiempo que se protege la salud pública a través de un control más efectivo y uniforme de los alimentos. La unificación de criterios y la simplificación de trámites son avances significativos que benefician tanto a productores como a consumidores, marcando un antes y un después en la regulación bromatológica en Uruguay. 

Este cambio normativo ha sido recibido con optimismo por el sector alimenticio, que ve en el RUNAE una oportunidad para expandir sus operaciones y acceder a nuevos mercados con menos obstáculos burocráticos. La simplificación del proceso de habilitación es un estímulo para la innovación y el crecimiento en un sector vital para la economía uruguaya. Además, la estandarización de los procedimientos bromatológicos es un paso adelante en la garantía de la calidad de los alimentos que se consumen a nivel nacional, ofreciendo mayor seguridad y confianza a los consumidores.
© Diario Salto Al Día / Todos los derechos reservados
Salto, Uruguay