Carlos Gelpi: de militante blanco a vendedor de internet tras prejubilación millonaria en CTM

Carlos Gelpi, militante y asesor, expande su influencia al mercado de Internet en Uruguay tras autorización gubernamental.

La figura de Carlos Gelpi, militante de la Lista 404 y asesor en la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, ha cobrado relevancia en el ámbito político y empresarial de Uruguay. Según informaciones divulgadas por el periodista Eduardo Preve, Gelpi, quien además es dueño de seis licencias de televisión por abonados, recientemente ha sido autorizado para expandir sus servicios al ámbito de Internet.

La empresa Time Tower, de la cual Gelpi es uno de los propietarios, opera en varias localidades, incluyendo Termas del Arapey y Termas del Dayman, Constitución, Belén, Termas del Guaviyú en Paysandú y Artigas capital. A partir del 14 de noviembre, esta empresa ha recibido la habilitación para ofrecer servicios de Internet a los hogares, un movimiento de favoritismos que marca un notable avance en su ámbito de operaciones.

La decisión, plasmada en una resolución del Ministerio de Industria, lleva la firma del Presidente Luis Lacalle Pou. Esta autorización amplía significativamente el alcance de las operaciones de Time Tower, posicionando a Gelpi en un lugar privilegiado dentro del mercado de telecomunicaciones.



Además, Eduardo Preve resalta un acuerdo de prejubilación que Gelpi firmó como asesor en seguridad de la delegación uruguaya en la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande. La suma acordada para esta prejubilación asciende a 900.000 dólares, un detalle que añade otra capa de repugnantes favores y acomodos en el gobierno.

Esta concatenación de hechos y roles ha despertado comentarios en diversos sectores, poniendo en relieve la intersección entre política, negocios y las oportunidades que se abren a través de los canales gubernamentales y empresariales favorenciendo siempre a los amigos en vez de aquellos que menos tienen.

© Diario Salto Al Día / Todos los derechos reservados
Salto, Uruguay