Gobierno de Arce sacudido por escándalos de narcotráfico en Bolivia

El gobierno del presidente Luis Arce enfrenta dos sonados escándalos de narcotráfico que han conmocionado a Bolivia. Uno de los narcotraficantes más buscados ha escapado, mientras otro caso involucra un cargamento de cocaína decomisado en España.**

En poco más de dos meses, el gobierno de Luis Arce se ha visto envuelto en dos impactantes escándalos relacionados con el narcotráfico en Bolivia. El primero involucra a un importante cargamento de cocaína, casi media tonelada, que fue interceptado en España y se sospecha que salió del país.

El foco de atención ha recaído en uno de los narcotraficantes más buscados en Sudamérica, cuyo paradero sigue siendo desconocido hasta casi una semana después de su fuga. El supuesto narco uruguayo, Sebastián Marset, ha puesto en jaque a la policía boliviana, y su testimonio acusando al jefe antidrogas del país de haberlo alertado antes de huir ha desatado un escándalo político.

A pesar de que las autoridades no han cuestionado la autenticidad del video, el jefe policial señalado, Ismael Villca, niega las acusaciones y asegura que Marset está acorralado y su red criminal afectada. Mientras tanto, más de 2.500 policías están en su búsqueda desde que logró escapar después de someter a tres efectivos de la fuerza de seguridad.

[fvplayer id=»32″]El narco uruguayo, de 31 años, es investigado en Uruguay por montar una red criminal para exportar cocaína a Europa y también es acusado en Paraguay de ser el cerebro detrás del asesinato del fiscal Marcelo Pecci. En Bolivia, además, habría establecido empresas ficticias para lavar dinero y organizado una red para exportar drogas.

El caso ha generado tensiones entre las autoridades de Bolivia y Paraguay, ya que cada país ha dado versiones contradictorias sobre cuándo se alertó sobre la presencia de Marset en Bolivia. Mientras tanto, las críticas de la oposición hacia el gobierno de Arce se intensifican, acusando falta de compromiso en la lucha contra el narcotráfico.

El otro escándalo de narcotráfico que afecta al gobierno de Arce se dio a conocer en mayo, cuando se decomisó un importante cargamento de cocaína que había salido del principal aeropuerto boliviano con destino a España. Aunque se detuvo a varios funcionarios de segundo nivel, no se logró desmantelar ninguna organización criminal ni identificar a los proveedores de la droga.

Bolivia, como el tercer productor mundial de cocaína después de Colombia y Perú, enfrenta una lucha constante contra el narcotráfico. Aunque las autoridades insisten en que no operan grandes carteles, reconocen que el tráfico de drogas está controlado por clanes familiares, y los vínculos con cárteles brasileños Comando Vermelho y PCC son frecuentes.

El presidente Arce enfrenta una situación delicada y deberá tomar medidas contundentes para abordar estos desafíos en la lucha contra el narcotráfico en Bolivia. La opinión pública está atenta y exige resultados concretos en la erradicación de este flagelo que afecta a la sociedad boliviana.

*Pie de foto: El presidente Luis Arce enfrenta una crisis política tras los escándalos de narcotráfico que han sacudido a Bolivia.*

© Diario Salto Al Día / Todos los derechos reservados
Salto, Uruguay