¿Estás listo para el turismo espacial?

2021 marcó el comienzo del nacimiento de la industria del turismo espacial en serio. Justo cuando nos habíamos acostumbrado a la comercialización del espacio por parte de Elon Musk de SpaceX, ahora también hemos visto lanzamientos de Richard Branson de Virgin Galactic y Jeff Bezos de Blue Origin, quienes lograron llevar pasajeros de pago al espacio. Con tres competidores, la industria del turismo espacial se encuentra ahora en una carrera espacial por los dólares del turismo. Desafortunadamente, el turismo espacial existe hoy solo para los muy ricos. Con precios que rondan los $ 250,000 por asiento, los viajes espaciales aún no están disponibles para la persona promedio. Sin embargo, es poco probable que estos altos precios duren en el futuro. Eventualmente, la competencia y la mejora en la tecnología traerán el costo de los viajes espaciales a la tierra y el turismo espacial se convertirá en una mercancía disponible para el resto de nosotros.

¿Te imaginas un mundo en el que el turismo espacial no solo sea asequible para la mayoría de las personas y las vacaciones en el espacio se vuelvan comunes? Si no crees que vivirás lo suficiente para experimentar ese mundo, ten esto en cuenta… tomó apenas 66 años pasar de los hermanos Wright y Kitty Hawk a Neal Armstrong caminando sobre la Luna. Piensa en los cambios que el mundo vio durante esos 66 años. Antes de que finalice este siglo. Incluso si usted no quiere hacer un crucero de luna de miel a la luna o vivir en una colonia en Marte, es probable que sus hijos y nietos sí lo hagan. ¿Te imaginas ese mundo? Jim Grebey lo hizo.

En su nuevo libro, Red Tide – Life on the Martian Frontier (Red Tide), Jim Grebey describe la vida a fines del siglo XXI. Es una vida en la que los turistas espaciales abordan cruceros con destino al espacio para disfrutar de la emoción de flotar en sus camarotes mientras disfrutan de los beneficios de la ingravidez en su luna de miel. Un crucero a la Luna permite a los turistas tomar un servicio de transporte hasta la ciudad de Armstrong para visitar el primer lugar de aterrizaje LEM o caminar a través de tubos de vidrio a través del Parque Nacional del Cráter Buzz Aldrin en la superficie de la Luna. También es una época en la que 5.000 colonos viven y trabajan en la primera Colonia en Marte.

Red Tide cuenta la historia de Myah, una bióloga marina de 27 años que trabaja para la NASA con una subvención para estudiar la vida marina en la Gran Barrera de Coral. Ella disfruta de su vida en Australia, pero abruptamente es llamada a Florida para reunirse con su patrocinador de la NASA, quien quiere enviar a un biólogo marino a Marte como parte de su equipo en busca de vidas pasadas en el planeta. Ha elegido a Myah para la misión y la convence de regresar a Marte con él mostrándole un trozo de sedimento de una muestra tomada de la Frontera Marciana. Red Tide sigue el viaje de Myah, primero en un crucero a la ciudad de Armstrong y luego en un transporte que se dirige a la colonia minera en Marte. Myah cree que el trozo de sedimento que le mostraron puede ser una pista que proporcione más evidencia de que alguna vez existió un vasto océano en la superficie de Marte. Ella está buscando evidencia real para convencer a las personas de que alguna vez existió vida en el planeta. Ella accede a regañadientes a ir a Marte y descubre que la colonia es mucho más avanzada que el remoto puesto alienígena que imaginaba.

En Marte, Myah se une a un equipo de científicos en una expedición a la frontera marciana siguiendo pistas geológicas de que alguna vez pudo haber existido vida. El equipo sobrevive al ambiente marciano hostil y descubre un secreto oculto sobre el planeta. Red Tide demuestra que la naturaleza básica del hombre, su necesidad de amor, aventura y descubrimiento no cambia aunque los humanos ya no estén atados a la Tierra. La naturaleza humana y potencialmente su supervivencia está ligada a su deseo natural de explorar lo desconocido. Red Tide responde preguntas fundamentales como: ¿Por qué los humanos necesitan convertirse en una raza multiplanetaria?

Jim Grebey dio rienda suelta a su imaginación y crea esta visión de nuestro universo a finales del siglo XXI. Lo que imaginó no es un mundo jetsoniano, sino una visión práctica de la vida en los próximos 66 años. Asegúrese de incluir Red Tide en su lista de lectura navideña. Puede ayudarte a decidir dónde reservar tu próximo crucero. Marea roja de Jim Grebey | Librería (bookbaby.com)

© Diario Salto Al Día / Todos los derechos reservados
Salto, Uruguay