Cómo las empresas están reduciendo los costos de almacenamiento de datos mientras aumentan la efectividad

Si bien la tecnología ha permitido a las empresas reducir los costos en muchas áreas, el almacenamiento adecuado de la información digital tiene un precio. Sin embargo, la mayoría de las empresas están pagando más de lo que necesitan por las soluciones de datos y obtienen menos protección de la que necesitan para mantener sus datos, y sus negocios, protegidos contra desastres.

Cómo la falta de continuidad comercial y planificación de recuperación ante desastres puede conducir a un desastre financiero

La continuidad del negocio y la planificación de desastres es una parte absolutamente esencial de cualquier operación comercial, sin embargo, muchos dan poca prioridad a la implementación. En la era digital, la tecnología de la información es una función fundamental de todas las empresas competitivas. Desde las empresas impulsadas por la tecnología hasta las empresas de servicios y las empresas de comercio electrónico, la información es el eje que mantiene a las empresas de hoy en día operando de manera competitiva y eficiente.

Los términos «continuidad comercial y planificación de recuperación ante desastres» implican la necesidad de estas funciones comerciales críticas. Los dueños de negocios se dan cuenta de la importancia de estos términos, pero es cuando entienden lo que hay dentro de estos procesos que se dan cuenta de que la continuidad del negocio y la planificación de la recuperación ante desastres no son solo «importantes», son esenciales.

Impacto financiero de la planificación de la continuidad del negocio

Como resultado de las regulaciones gubernamentales, las empresas deben mantener una postura de continuidad, ya sea que se den cuenta o no. Las aplicaciones críticas deben estar disponibles continuamente o deben poder recuperarse rápidamente según la demanda. La falta de conocimiento o comprensión de las leyes no es una defensa. El incumplimiento puede dar lugar a demandas, infracciones y multas que pueden debilitar una empresa.

Lograr la continuidad del negocio no es una tarea de ‘configúrelo y olvídese’. El proceso generalmente comienza con un BIA (análisis de impacto comercial), que, entre otras cosas, asigna prioridad a diferentes tipos de datos. El BIA dicta qué información se almacenará, dónde y con qué frecuencia se realizará una copia de seguridad.

Si una empresa va a diseñar estructuras de continuidad del negocio por sí misma, necesitará conocimientos y recursos significativos para su mantenimiento. Sin embargo, para las empresas que no se centran en la tecnología o que optan por no sumar los gastos de personal de TI interno, existen soluciones de subcontratación prácticas y asequibles, de las que hablaremos más adelante.

Impacto financiero de la planificación de recuperación ante desastres

Según un estudio realizado por Garner Group, el cuarenta por ciento de las empresas que sufren un evento de datos catastrófico o un tiempo de inactividad significativo nunca se recuperarán. Dos de cada cinco negocios que enfrentan estas situaciones cierran sus puertas definitivamente. Esta impactante estadística arroja luz sobre cuán esencial es la gestión de datos para una empresa.

Lo que es aún más sorprendente es que una cantidad relativamente pequeña de esfuerzo invertido en un BIA junto con la continuidad del negocio y la planificación de la recuperación ante desastres podría haber evitado el problema en primer lugar. El BIA habría descubierto el impacto de la falla del proceso en el negocio y sirvió como un proceso de descubrimiento para implementar un plan diseñado para evitar el riesgo.

Reducción de costos a través de un uso de energía más eficiente

Una vez que una empresa ha abordado la continuidad del negocio y la planificación de la recuperación ante desastres siguiendo las recomendaciones descritas en un BIA, ha dado el paso fundamental para evitar una posible devastación financiera. El próximo paso es reducir los costos continuos muy reales asociados con el mantenimiento de datos.

El costo de la energía utilizada para mantener los sistemas de almacenamiento de datos es bastante significativo. La infraestructura de TI no solo consume energía, sino que se utiliza una cantidad significativa de energía para mantener un clima seguro para los sistemas.

La mejor manera de reducir el costo de mantener los sistemas de datos es compartir los costos con otros. Al almacenar los sistemas en la colocación de un centro de datos, compensa el costo del control del clima al dividir ese costo con otros. Debido a que la colocación del centro de datos administra el control climático para proteger sus máquinas y las máquinas de otros, se comparten muchos costos que, de lo contrario, serían de su total responsabilidad si las máquinas se almacenaran en la empresa. No solo se comparten los costos de energía, sino también los costos asociados con el capital humano: los expertos que mantienen la colocación del centro de datos día tras día.

Reducción de costos de personal mientras se eleva el nivel de experiencia

Dotar de personal a un departamento de TI es costoso. Los empleadores no solo deben contratar a una variedad de personas, cada una con varios conjuntos de habilidades, sino que también necesitarán a alguien que administre el equipo. Para seguir siendo competitivos, se espera que los empleadores paguen la factura de la capacitación y la educación continuas. Y no olvidemos las actualizaciones del sistema. Sin embargo, al utilizar los servicios de TI administrados, las empresas reducen estos gastos de capital y pagan por suscripción solo el porcentaje que utilizan.

Los proveedores de servicios administrados manejan una variedad de tareas que incluyen alojamiento de servidores virtuales, copias de seguridad, administración de infraestructura de TI y más. Algunos proveedores también ofrecerán servicios BIA y la continuidad comercial crítica y la planificación de desastres necesarios para mantener los datos seguros y en cumplimiento.

El panorama de la gestión de datos ha cambiado drásticamente en los últimos años, no solo en la forma en que se almacenan los datos, sino también en la importancia de una seguridad adecuada. El almacenamiento de datos en sí se ha vuelto más crítico que en los días de antaño, cuando una simple unidad de cinta era todo lo que una empresa necesitaba. Sin embargo, las opciones para compartir costos mediante el aprovechamiento de proveedores subcontratados han hecho que obtener soluciones de administración de datos de alto nivel sea más fácil que nunca. Las empresas de hoy en día no tienen que ser expertas en BIA o en la planificación de la continuidad del negocio y la recuperación ante desastres, solo necesitan asociarse con un proveedor que lo sea.

© Diario Salto Al Día / Todos los derechos reservados
Salto, Uruguay