Uruguay enfrenta el peor déficit hídrico en 74 años: Gobierno anuncia medidas de emergencia y pide uso responsable del agua

Montevideo, 16 de mayo de 2023 – El Secretario de Presidencia de Uruguay, Álvaro Delgado, informó esta noche sobre las acciones que el gobierno está tomando para hacer frente al peor déficit hídrico en la historia del país, ocurrido en los últimos 74 años.

Delgado explicó que el Gobierno de Uruguay ha estado trabajando desde hace más de un año y medio en un proyecto alternativo para el suministro de agua potable, el Proyecto Arasatí. Este esfuerzo, que representa una inversión de 250 millones de dólares, busca asegurar el suministro de agua a la Zona Metropolitana, incluso en tiempos de déficit hídrico.

Además, se está lanzando una licitación para el saneamiento de 61 localidades del interior del país con una inversión de 280 millones 84 millones de dólares, la mayor inversión en este tipo de proyectos en los últimos 150 años.

A pesar de estas medidas, Delgado hizo hincapié en la importancia del uso responsable del agua. «Estamos en una situación de déficit hídrico excepcional. La campaña de uso responsable del agua público ya ha contribuido a un ahorro de un 10% al consumo de agua y necesitamos más», dijo.

El gobierno también está tomando medidas para asegurar la estabilidad de las reservas de agua. Entre estas medidas se incluye la construcción de una represa en Paso Severino la próxima semana.

Se ha coordinado un acuerdo entre la Oficina de Servicio de Interés Económico (OSE) y el Congreso de Intendentes para agilizar las reparaciones de todas las pérdidas en la red de suministro de agua. Además, se están evaluando aspectos tarifarios para fomentar un consumo responsable.

Delgado también anunció la compra de una planta desalinizadora diseñada por la Universidad Tecnológica del Uruguay (UTEC) y la utilización de la planta de Punta del Tigre de Osmosis Inversa de la Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas (UTE).

«Estamos asegurando agua de calidad óptima para los sectores más vulnerables y de riesgo», explicó Delgado. Esta agua será suministrada a los hogares de ancianos y hospitales de la zona metropolitana, así como a las escuelas y a las embarazadas y menores de dos años que reciben asignaciones familiares.

Por otro lado, el gobierno también estará monitoreando los precios del agua embotellada para evitar abusos en medio de la crisis.

También, anunció que se están tomando medidas para garantizar el suministro de agua a toda la población en las condiciones actuales hasta que las lluvias cambien la contingencia. Delgado enfatizó que el gobierno no solo está monitoreando los precios, sino también instrumentando y preparando la posible importación de agua si fuera necesario.

«Lo más importante es darle tranquilidad a la población, garantizándole que el agua que están recibiendo es apta para el consumo humano. Además, estamos tomando medidas adicionales en caso de que esta situación se prolongue por un tiempo considerable», dijo el Secretario.

Señaló que, aunque el agua puede tener algunas condiciones sensoriales que algunas personas pueden encontrar menos palatables, es segura para el consumo humano. Además, mencionó que el gobierno está asegurando el suministro de agua para beber, asearse, cocinar y para el saneamiento.

El Secretario Delgado también llamó a la colaboración de la población en el uso responsable y solidario del agua, dada la situación extraordinaria de déficit hídrico.

En respuesta a las preguntas de los periodistas, Delgado aclaró que las medidas implementadas, como las plantas desalinizadoras y la distribución de agua embotellada a los sectores más vulnerables, se pondrán en marcha la próxima semana. También se refirió a la colaboración con empresas que son grandes demandantes de agua, instándolas a usar pozos para su abastecimiento y reducir así la presión sobre el sistema de agua.

Sobre el tema de la calidad del agua, Delgado garantizó que se estabilizará el sistema de reserva y que el agua será segura para el consumo humano. Además, aseguró que se suministrará agua de la calidad habitual a los sectores de riesgo.

Al ser cuestionado sobre por qué no se previó esta situación, dado que la sequía ha estado presente durante más de tres años, Delgado explicó que el gobierno no solo previó la situación, sino que también ha estado trabajando con modelos de diferentes organismos. Señaló que se trata de un déficit hídrico histórico que no era previsible para muchos de los actores que miden los niveles hídricos.

Finalmente, Delgado subrayó que el gobierno está tomando medidas para evitar que una situación similar ocurra en el futuro, incluyendo la implementación de la mayor obra en la historia de OSE, que generará una fuente alternativa inagotable de agua para la zona metropolitana.

© Diario Salto Al Día / Todos los derechos reservados
Salto, Uruguay