El desarrollo sostenible en la economía latinoamericana

EL DESARROLLO SOSTENIBLE EN LA ECONOMÍA LATINOAMERICANA

El crecimiento económico y el desarrollo sostenible son dos objetivos que, a menudo, parecen estar en oposición. Sin embargo, en los últimos años, Latinoamérica ha demostrado que es posible alcanzar ambos de manera simultánea.

En primer lugar, hay que entender qué se entiende por desarrollo sostenible. Según la definición de la Comisión Brundtland de las Naciones Unidas, se trata de «un desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades». En otras palabras, se persigue un crecimiento económico que sea compatible con la preservación del medio ambiente y la justicia social.

LATINOAMÉRICA, EJEMPLO DE CRECIMIENTO CON RESPONSABILIDAD

En este sentido, Latinoamérica ha brindado ejemplos notables de crecimiento sostenible. De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo, desde el 2000 el crecimiento promedio anual de la región ha sido del 3,6% y para el 2019 se espera un crecimiento del 2,2%. Pero ese crecimiento va más allá de las cifras económicas; se ha logrado reducir la pobreza, mejorar la educación y la salud, y aumentar la inclusión financiera.

En México, por ejemplo, el Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario y a la Mujer Rural (PRONAFIM) ha fomentado la inclusión financiera de los sectores más vulnerables de la población, al otorgar préstamos y capacitación para el desarrollo de microempresas. Así, se ha logrado reducir la pobreza en zonas rurales y aumentar la producción y el empleo.

EL CRECIMIENTO ECOLÓGICO

Pero Latinoamérica también ha comprendido la importancia de la sustentabilidad ecológica. Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, la región es líder en energía renovable, ya que el 16% de la electricidad se produce a partir de fuentes renovables, muy por encima del promedio global del 12%.

Por ejemplo, Costa Rica lleva a cabo una política de conservación de los recursos naturales, lo que ha llevado a un aumento del turismo ecológico. El país ha logrado reducir la huella de carbono, al promover la energía renovable y reducir la emisión de gases efecto invernadero.

LA IMPORTANCIA DE LA RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA

La responsabilidad social corporativa (RSC) es otro aspecto importante del crecimiento sostenible. Las empresas tienen la responsabilidad de contribuir al bienestar económico, social y ambiental en los países donde operan.

En Colombia, la compañía de bebidas Postobón ha apostado por la sostenibilidad y la RSC, trabajando en el aprovechamiento de los residuos, la conservación del agua y la promoción de la educación. Además, ha logrado aumentar su rentabilidad y generar empleo.

CONCLUSIÓN

En resumen, Latinoamérica está demostrando que es posible lograr un crecimiento económico a largo plazo, basado en el desarrollo sostenible. Se trata de una combinación de factores, en la que se incluyen el fomento de la inclusión social, la preservación del medio ambiente y la responsabilidad social corporativa. Esto no solo beneficia a las generaciones actuales, sino también a las venideras.

Buscar empleo

© Diario Salto Al Día / Todos los derechos reservados
Salto, Uruguay