Descubriendo la cultura y tradiciones de Marruecos

Marruecos es un país africano ubicado en la costa atlántica y el mar Mediterráneo, que cuenta con una rica historia, cultura y tradiciones. La diversidad étnica y lingüística que se puede encontrar en el país es sorprendente y los turistas se sienten atraídos por sus encantos y la amabilidad de su gente.

La cultura marroquí es diversas y rica en historia. Los antiguos habitantes fenicios, romanos y árabes dejaron un gran impacto en su cultura y tradiciones. En general, la cultura marroquí es una mezcla de influencias bereberes, árabes e islámicas que se han desarrollado a través del tiempo. Uno de los aspectos más destacados son sus festivales organizados a través del año, con música en vivo, danzas tradicionales y alimentos exóticos y deliciosos.

La danza y la música son una gran parte de la cultura marroquí, y se pueden encontrar muchos tipos de ritmos y danzas en todo el país. Uno de los tipos más populares de música es el chaabi, un estilo de música popular y contagioso que se escucha en festivales y bodas en todo Marruecos. El Gwana es otro tipo de música que se originó en el sur de Marruecos, combinando tanto la música árabe como la africana. Saadi y Andalucía son también dos formas de música tradicionales con una fuerte presencia en la cultura marroquí.

La gastronomía marroquí es una de las más ricas y variadas en el continente africano. Los platos marroquíes son muy aromáticos y suelen combinar arroz, carne, pollo, pescado y verduras. Los tagines son uno de los platos más populares y típicos de Marruecos. Se trata de una mezcla cocida de carne, pollo, pescado o vegetales acompañados de arroz y especias marroquíes. El cuscús es otro platillo muy popular en Marruecos, que se prepara con sémola de trigo, verduras y carne o pollo. Visitando Marruecos también puedes disfrutar de una taza de té de menta recién preparado, un símbolo cultural del país, servido en pequeños vasos con mucho azúcar.

El arte y la artesanía son una parte integral de la cultura marroquí y se pueden encontrar hermosas piezas que están hechas a mano con habilidad y creatividad. La alfombra marroquí es una de las más famosas de todo el mundo, y los patrones geométricos y los colores fuertes son una firma distintiva de este tipo de artesanía. Además, la madera tallada, la cerámica, el latón y la plata son también parte del arte marroquí.

Marruecos tiene una gran herencia religiosa, y la mayoría de su población es musulmana. Uno de los aspectos más destacados es el Festival Eid al-Fitr, que se celebra al final del mes sagrado de Ramadán y marca el final del ayuno. El Clásico Festival Gnaoua es uno de los festivales religiosos más importantes de Marruecos, celebrado anualmente en Essaouira. El festival también incluye conciertos y festividades musicaleas.

En cuanto a las tradiciones de la cuna árabe, se rigen por un fuerte sentido de respeto y honor por las relaciones familiares. Las bodas son la celebración más importante en la cultura marroquí, que muchas veces se celebran durante varios días y suelen ser muy coloridas, con música y danzas típicas.

Como todo rito, en Marruecos son comunes algunos tabúes que hay que respetar. No debemos dar la mano a una mujer a menos que ella extienda la suya primero. En el mundo de los negocios, el acto de ofrecer té o café es fundamental para el desarrollo de las relaciones comerciales. El agua es un recurso limitado en Marruecos, por lo que utilizar una cantidad exagerada de la misma se considera una falta de respeto.

Si tienes planeado visitar Marruecos debes informarte y respetar estas tradiciones y tabúes para poder disfrutar de una experiencia maravillosa e inolvidable. La cultura y las tradiciones de Marruecos son ricas y variadas, y es una cultura que disfruta y festeja su vida a través del arte, la música y la comida. Este país africano tiene algo que ofrecer a cualquier viajero que esté dispuesto a explorar sus maravillas.

© Diario Salto Al Día / Todos los derechos reservados
Salto, Uruguay