Cumbre Sudamericana: Un llamado a la Unión Regional

La Cumbre Sudamericana, un encuentro de jefes de Estado de América del Sur, concluyó este martes en Brasilia con un llamado unánime a la unión regional. Este llamado se produce a pesar de las diferencias políticas y años de distanciamiento causados por la reciente escisión de bloques como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, fue el primero en hablar en la cumbre. Como principal impulsor del evento, destacó que «la integración de América del Sur depende del sentimiento de pertenecer a la misma comunidad». Lula presentó 10 propuestas para el futuro de la región, incluyendo la profundización de la identidad sudamericana en el ámbito monetario y la reducción de la dependencia de monedas extrarregionales.

El mandatario brasileño también enfatizó la necesidad de ampliar los mecanismos de cooperación de última generación y priorizar proyectos de alto impacto para la integración física y digital. «Mientras estemos desunidos, no lograremos hacer de América del Sur un continente desarrollado en todo su potencial», enfatizó Lula.

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, coincidió con Lula en la necesidad de unidad regional y la agilización del funcionamiento de la Unasur. Por su parte, el dignatario de Bolivia, Luis Arce, abogó por un mecanismo de concertación y diálogo que permita «proyectar a la región como fuerza colectiva y coordinada en un mundo multipolar».

La cumbre también contó con la participación de los líderes de Colombia, Ecuador, Perú y Uruguay, quienes expresaron sus puntos de vista y propuestas para la integración regional. En un comunicado oficial titulado «Consenso de Brasilia», los líderes de los países suramericanos «reafirmaron la visión común de que América del Sur constituye una región de paz y cooperación».

Cumbre Sudamericana: Un llamado a la Unión Regional

© Diario Salto Al Día / Todos los derechos reservados
Salto, Uruguay