La criminalidad en Uruguay es el doble que en Argentina y el triple que Chile



Un relevamiento de la Fundación Propuestas apunta que la tasa de crímenes equivale a la de la ciudad de Nueva York y habla de "epidemia".

En apenas cuatro días de febrero, hubo en Uruguay nueve homicidios. En total, en las 35 jornadas transcurridas del 2018 hasta este domingo, se registraron 40 asesinatos. Uno cada 21 horas.

La cifra representa un alza de 14% con respecto a enero de 2017. Un año que, de por sí y junto a 2015, constituyó un récord en número de crímenes. Así lo informó la Fundación Propuestas (Fundapro), un organismo privado que desde 2009 se dedica a relevar estos casos para presentar informes alternativos a las cifras que divulga el Ministerio del Interior.

Precisamente el último estudio presentado por la fundación guarda diferencias con el publicado hace algunos días por la Secretaría de Estado. Se debe, según explicaron sus responsables, a diferencias en cuanto a la metodología usada.

Fundapro, vinculada al Partido Colorado, relevó el año pasado un total de 296 asesinatos, trece casos más que la cartera. Uno cada 31 horas y 5,6% superior a 2016.

Fueron descriminados en 283 casos criminales y otros trece justificados, ya sea en defensa propia o en cumplimiento de la ley. Y, pese que desde la cartera se argumenta que el 45% correspondió a ajustes de cuentas vinculados al narcotráfico, el propio ministerio admite que el 63% de las víctimas carecía de antecedentes penales.

Con estas cifras, Uruguay registra una tasa de 8 homicidios cada cien mil habitantes. En comparación, el año pasado hubo en el país la misma cantidad de crímenes que en Nueva York, una ciudad con 8,6 millones de habitantes. Una cifra que, a juzgar por la Organización Mundial de la Salud, puede considerarse una "epidemia".

En el caso de Montevideo, la tasa fue de 12 homicidios cada cien mil habitantes. Con 173 casos el año pasado, supera por lejos a capitales como Lisboa (44), París (42) y Roma (37).

El informe de Fundapro hizo énfasis en que, en 2017, el 49,8% de los 283 homicidios no fue aclarado. Si se considera que en 2011 hubo 199 asesinatos y que el 72% fue resuelto, en estos seis años la tasa de no aclaración aumentó 78% en tanto que el número de crímenes no aclarados trepó 153%.

Noviembre fue uno de los meses más violentos del año. En efecto, fueron asesinadas 32 personas, lo que representa un incremento de 60% frente al mismo período del año anterior.

La Cifra negra

El informe aclaró que sólo en el caso de los homicidios, al ser un dato verificable, puede tenerse una estimación independiente a la del Ministerio del Interior. No así en otros delitos. En el caso de los hurtos y rapiñas, la fundación sostuvo que sólo se los contabiliza por las denuncias, las que no suelen coincidir con la cantidad de caso que en realidad se suceden.

El informe habló en ese sentido de la "cifra negra" o "cifra oculta": parte del número de delitos que son cometidos pero no son registrados por la Policía o la Justicia porque sus víctimas no los denuncian. Se apuntó además que las cifras publicadas por el Ministerio del Interior no se pueden auditar ni verificar.

Pero para Fundapro la realiad es que lo que cayó fue el número de denuncias de los referidos delitos, porque "la gente ya acepta los mismos con resignación e impotencia".

Con 48.322 denuncias, el informe repara que en 2017 hubo una rapiña cada media hora.

Lo mismo sucede, se sostuvo, en cuanto a los hurtos. Este delito tuvo en 2017 una reducción oficial de 0,4%. De todas formas, la fundación apuntó que se superaron las 100 mil denuncias, estimándose en que casi el 40% de los casos no suele denunciarse, de acuerdo a la Encuesta de Victimización del Ministerio del Interior.

Con 110.231 casos denunciados, el año pasado hubo en Uruguay un hurto cada cinco minutos.

FUNDAPRO
TAG