Lo que faltaba: Frente Amplio quiere subir el IRPF Y el IRAE



La comisión de Desarrollo económico del Congreso del Frente Amplio se llevó ayer todo el protagonismo al dejar en claro las diferencias que existen entre los sectores del oficialismo acerca del rumbo económico que debe tomar el país en los próximos años.

La comisión aprobó trasladar al plenario del VII Congreso Extraordinario del Frente Amplio de esta jornada la revisión de la tasa impositiva del Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE) y también votó una propuesta para aumentar el Impuesto a las Rentas de las Personas Físicas (IRPF) al capital. Ambos impuestos son anuales, el primero grava las rentas de actividades económicas de cualquier naturaleza; en cambio, el segundo, es personal y grava las rentas obtenidas por personas físicas.

Según supo El País, ambas definiciones no le cayeron para nada bien al subsecretario de Economía y Finanzas, Pablo Ferreri ni al subdirector de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Santiago Soto quien al solicitar la palabra -tras la aprobación de ambas propuestas-, pidió a los presentes no realizar “falsas oposiciones”.

Por otro lado, según supo El País, también se definió “avanzar” en la reforma de la Caja Militar, y a la vez complementarla con una contribución de las altas jubilaciones y pensiones que se reciben actualmente.

Una moción que llegó a la mesa de la comisión que sesionó en el local de La Huella de Seregni pidió revisar el impuesto al Patrimonio pero, según constató El País, la misma no alcanzó los votos necesarios para ser trasladada hoy al plenario y ser aprobada con los dos tercios de los asistentes. Uno de los presentes a la comisión señaló que la modificación era necesaria para “dejar en claro a dónde se debe apuntar para que pague más el que gane más”.

Otro de los puntos acordados fue darle continuidad a la recaudación tributaria, “minimizando la evasión” y potenciando la “fiscalización impositiva, cruzando la información entre los organismos” como la DGI o el BPS.

En otro orden, según informaron a El País, también se generaron diferencias al momento de discutir sobre la tercerización en empresas públicas, sobre la continuación con valor agregado de la cadena productiva y sobre la propuesta para revisar la tarifa eléctrica.

Más de 1.500 integrantes de la fuerza política se reunieron ayer en las subcomisiones y comisiones en cinco áreas, denominadas también como “desafíos”: Desarrollo, Igualdad y diversidad, Integración e Inclusión, Democracia e Inserción Regional e Internacional y Soberanía. Los informes con las propuestas de todo lo actuado pasarán hoy al plenario del Congreso que se desarrollará en el Palacio Peñarol y que finalizará con un acto abierto con la eventual proclama de los cuatro precandidatos a la Presidencia por el Frente Amplio: Daniel Martínez, Carolina Cosse, Mario Bergara y Óscar Andrade.

En ambas jornadas se buscará elaborar el que será el próximo programa de gobierno. En esta oportunidad, a diferencia de otros congresos, el Frente Amplio no propone un candidato oficial. El presidente de la coalición, Javier Miranda, destacó ayer que el partido de gobierno es el único que propone un programa común a diferencia de la oposición. Al ser consultado sobre si podría incluir algún tipo de modificación tributaria, señaló que “la discusión de la generación de la riqueza y su distribución, sin duda es un aspecto de cualquier programa”.

UPM: polémica
El momento más álgido en la discusión de la comisión de Desarrollo Económico fue protagonizado por una integrante de Liga Federal, quien rechazó la instalación de una zona franca en el proyecto de la segunda planta de celulosa de UPM en Durazno. “No a las zonas francas y a esta nueva UPM se le quiere poner una zona franca, entonces competimos entre nosotros”, apuntó.

Inserción comercial enfrenta a sectores.
 El Partido Comunista, Casa Grande y el Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) rechazaron la propuesta de todos los sectores del Frente Amplio en materia de acuerdos comerciales (bilaterales, multilaterales y de inversión, entre otros) presentada ayer en la comisión sobre Inserción Regional e Internacional y Soberanía. Esos tres sectores del Frente Amplio no acompañaron que los acuerdos comerciales sean por listas negativas. Esto implica que al momento de negociar con otros países, se planteen todos los aspectos a negociar y los que no, quedan automáticamente excluidos. Tampoco apoyaron la propuesta de comercio electrónico “bajo ninguna circunstancia”, indicó una fuente política a El País. Por otro lado, esos sectores no están de acuerdo en modificar negociaciones ya alcanzadas en materia de vivienda, salud y educación, y en ese caso reclaman consultar a la fuerza política.

Ambas propuestas, la de todos los grupos del Frente Amplio y la de los tres sectores que objetan los planteos, serán analizadas hoy en el Plenario del Congreso. En caso de que ninguna fórmula tenga los dos tercios de apoyo, se buscará redactar una alternativa de consenso. 
TAG