Alerta en España por un River-Boca de "alto riesgo": policía antidisturbios y el doble de seguridad que en Real-Barça



En Madrid ya entendieron que recibir un River-Boca no es chiste. El negocio del fútbol pasó por arriba cualquier decisión sensata y la Copa Libertadores de América tendrá su partido decisivo en España. Sí, lejos de América. En otro continente. Y a menos de una semana de la final los ciudadanos madrileños empiezan a preocuparse por un partido que les cayó de arriba sin pedirlo ni quererlo.

El estadio Santiago Bernabéu está en medio de un barrio coqueto de Madrid. En el Paseo de la Castellana. A diferencia de otros estadios, que están en los suburbios, la cancha del Real Madrid está ubicada en una zona céntrica de la capital española. Y los vecinos temen enfrentamientos entre hinchas violentos de River y Boca. Por eso el operativo policial no tendrá precedentes: el doble de lo que se destina para un clásico Real Madrid-Barcelona.

Si bien todavía faltan afinar los números porque se espera saber con exactitud cuántos hinchas viajarán desde la Argentina (unos 10 mil de acuerdo a las entradas que se pondrán a la venta), el Gobierno español planea blindar Madrid con 3 mil policías, que incluyen a la Policía Nacional, la Local de Madrid y la fuerzas antidisturbios.

"La preocupación es grande y habrá el doble de policías que para un Barcelona-Real Madrid. Serán entre 2500 y 3000 porque todo depende de la disponibilidad porque aquí se festeja el Puente de la Constitución y muchos policías ya tenían descanso asignado", le contó a Toda Pasión el periodista Enrique Medina del diario deportivo Marca.

"Hay preocupación en los vecinos porque el estadio está en una zona céntrica y se teme que haya choque de hinchas violentos"
La Comisión Estatal contra la Violencia del gobierno español fijará el partido bajo el concepto de "alto riesgo". Y entre las fuerzas convocadas estarán los antidisturbios que tienen como misión restaurar el orden público ante cualquier incidente que lo afecte. Son especialistas en el control de masas.

"Alguien debió decir no a la Conmebol: 'Miren, amigos, en España ya tenemos nuestra jornada de Liga, estamos de puente y nuestra policía no está para cuidar de dos hinchadas bajo sospecha'. Pero hay que dar buena imagen y rezar por que todo salga bien", dice el editorial del diario Marca de hoy firmado por el periodista Roberto Palomar.

En Madrid se esperan 80 mil personas para ver el superclásico entre River y Boca y será clave la colaboración entre los gobiernos de Argentina y España para que los barras no puedan entrar a la cancha a través de la aplicación del derecho de admisión. En total son 600 barras de ambos clubes los que tienen prohibido el ingreso. Además, la lista sería de casi 4 mil hinchas teniendo en cuenta a todos los equipos argentinos.

EL BERNABEU. Así será el reparto de entradas en el estadio del Real Madrid.


Otro punto que preocupa es el posible cruce de hinchas en las afueras del estadio. Y que no estén mezclados adentro. Si bien River y Boca ocuparán cabeceras diferentes del Bernabéu, nadie puede confirmar que todos los hinchas compren entradas del lado que le corresponde. Incluso, en el sector destinado a público general y socios del Real Madrid también puede haber hinchas mezclados. Será crucial el buen comportamiento y la responsabilidad de todos.

De acuerdo a lo que pudo averiguar Toda Pasión, otro de los puntos señalados como claves en el entramado de seguridad son los aeropuertos, tanto en Ezeiza como en Madrid. Allí los hinchas pueden compartir vuelos y habrá un refuerzo en la seguridad aeroportuaria. Los picos de tensión pueden estar después del partido cuando haya un campeón y un perdedor.

TAG