La familia tambera está de “Luto“



“Hoy es un día triste para la familia tambera del país”, comienza diciendo un comunicado elaborado por las principales gremiales lecheras del país. “La historia indicará que un 28 de noviembre de 2018 los productores que remitían a la planta de PILI en Paysandú tuvieron que buscar otro destino para su leche o cambiaron de actividad.

 Esto es un síntoma más de una situación crítica de todo el sector que ya vivió los recientes cierres de Schreiber Foods y Ecolat y seguirán otras si no se toman medidas de fondo”. Agrega que cada mes “diez productores lecheros abandonan el sector. Son familias y trabajadores que se ven obligados a dejar sus tambos porque el precio que reciben por su leche no alcanza para pagar los costos de funcionamiento. Son familias enteras con años dedicados a la producción lechera que ven que todo su esfuerzo diario queda en nada o, peor aún, en deudas. Son familias enteras que con seguridad no volverán a abrir un tambo y, por lo tanto, son años de experiencia y conocimiento que se pierden irremediablemente”.

 “La cadena productiva láctea tiene más de 2.800 productores en una punta y a la principal empresa exportadora del país en la otra, en un modelo cooperativo, orgullo de todos los uruguayos. Hoy esta realidad se ve amenazada seriamente y no vemos reacción ni conciencia en quienes toman decisiones de gobierno para salvar a miles de familias que están viendo amenazada su forma de vida”. “Los productores hemos realizado un esfuerzo muy importante”, sostiene el comunicado. “Hemos aumentado la producción a niveles históricos, hemos invertido en tecnología tanto en los tambos como en la industria, hemos abierto mercados y los lácteos uruguayos llegan a más de 50 países de todo el mundo. Hemos desarrollado marcas y una cadena de distribución capaz de llevar nuestros productos a la mesa de todos los uruguayos todos los días del año.

 Nos hemos capacitado, hemos aprendido de las mejores prácticas en el mundo y hemos logrado excelentes resultados. Lo hemos hecho sin contar con los subsidios o devolución de impuestos con que cuentan otros sectores e industrias, incluso las multinacionales extranjeras”. “También hemos confiado en el gobierno que nos impulsó a incrementar los negocios con Venezuela. Exportamos, cumplimos y acumulamos deudas de las que nadie se hace responsable”, establecen las gremiales.

El gobierno “parece no entender nuestra situación donde vemos caer, inexorablemente, productores e industrias lácteas y con ello las correspondientes fuentes laborales; y mientras pretende promover la conciencia agropecuaria y realiza millonarias inversiones para que lleguen nuevos emprendimientos, omite tomar decisiones ineludibles para proteger la tradicional cadena láctea, la que ha realizado millonarias inversiones a lo largo de más de ochenta años, patrimonio de todos los uruguayos”. “Ante la negativa del gobierno a las iniciativas concretas que le hemos presentado, los productores lecheros nos declaramos en movilización permanente y resolvemos convocar a una Asamblea Nacional Extraordinaria de Productores Lecheros el jueves 13 de diciembre a las 14 horas en Capurro, San José.

 También decidieron retirar “nuestros delegados ante Inale, frente al desconocimiento por parte del gobierno, de las funciones de este organismo como articulador de la cadena láctea hasta tanto no se revierta esta situación.

El comunicado firmado por la Asociación Nacional de Productores de Leche, Intergremial de Productores de Leche, la Agremiación de Tamberos de Canelones, Asociación de Productores Lecheros de San José, Sociedad de Productores de Leche de Florida, Sociedad de Productores de Leche de Rodríguez, Sociedad de Productores de Leche de San Ramón, Asociación de Productores de Leche de Maldonado, Asociación de Productores de Leche de Parada Esperanza, Productores Lecheros de Rocha, finaliza refiriéndose a la convocatoria “a todos los uruguayos a acompañar y apoyar estos reclamos”.

El Telegrafo
TAG