Diabetes: una persona por dia queda ciega



Este miércoles 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes para concientizar sobre la importancia de esta enfermedad conocida como "silenciosa", ya que a menudo no produce síntomas.

Según la Fundación de Diabetes, en Uruguay 300.000 personas padecen esta enfermedad y se estima que hay otras 150.000 que aún no están diagnosticadas.

Generalmente las personas que suelen tener un diagnóstico tardío son personas por arriba de los 40 años de edad, de tipo 2, que es  hereditaria y se da en personas sedentarias con un estilo de vida poco saludable.

Por falta de diagnóstico o control sobre esta enfermedad, en Uruguay una persona por día queda ciega a causa de la diabetes.

"Una diabetes mal controlada trae complicaciones y un diagnóstico tardío también. Muchas veces aparecen diagnósticos en los oftalmólogos porque empiezan a ver mal y resulta que hace 10 años tenían diabetes y no lo sabían", contó Giselle Mondegui, de la Fundación.

Esto se da porque una de las principales afectaciones que ocasiona la inflamación de los vasos sanguíneos se da en los ojos, lo que provoca la retinopatía diabética, la cual a largo plazo puede causar pérdida de visión.

Los tratamientos de insulina tienen un costo muy elevado que va alrededor de los US$ 1.000 dólares al mes y no tienen cobertura de Salud Pública.

Esta enfermedad tiene consecuencias a nivel mundial y la Organización Mundial de Salud estima que en 2030 será la séptima causa de mortalidad.

El médico de la Agencia Internacional de Prevención de Ceguera para América Latina, Francisco Martínez, señaló que algunos de los síntomas suelen ser aumento de sed, necesidad de orinar a menudo, fatiga y visión borrosa. De todos modos, asegura que muy pocos pacientes no diagnosticados los presentan.

El especialista dijo que realizar con un control adecuado de los niveles de glucosa en la sangre, mantener buenos hábitos y tener tratamiento farmacológico adecuado reduce en 54 % la progresión de la diabetes y, por ende, se reduce el riesgo de daño prematuro al organismo.

Entre las herramientas para controlar esta enfermedad, están no solo mantener un estilo de vida saludable sino apegarse al tratamiento y monitorear constantemente sus niveles de glucosa en la sangre.

Para ello, es importante contar con un glucómetro, pues algunos pacientes pueden tener elevaciones o disminuciones en los niveles de glucosa de manera inesperada y de ahí puede derivarse una complicación.
TAG