Alerta máxima: refuerzan la seguridad de la Embajada de Arabia Saudita


Las fuerzas de seguridad en la Argentina trabajan en conjunto para proteger las embajadas de los países participantes del G20 y resguardar los sitios que se utilizarán durante la cumbre.

Las embajadas, como la de Arabia Saudita, ubicada en Avenida del Libertador y Ocampo, reforzaron sus instalaciones con vidrios blindados en sus ventanas y grúas que colocaron diferentes dispositivos de alerta. Las autoridades argentinas pusieron el foco en este edificio ante la inminente llegada al país del príncipe Mohammed Bin Salman, quien está envuelto en una grave denuncia: se lo acusa de ordenar el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

Durante el mediodía y la tarde del martes se pudo observar como una grúa colocó láminas blindadas sobre las ventanas de la embajada para evitar cualquier agresión hacia el príncipe. Aunque no será el único edificio que sufrirá modificaciones.

En la embajada de Estados Unidos se puede observar una logística y despliegue de personal mayor al habitual. Lo mismo ocurre en la sede de Francia en la Argentina, que también está a la espera de la llegada de Emmanuel Macron, quien junto a Mohammed Bin Salman serán los primeros en pisar suelo argentino.

Pero además también se vieron vallas frente al Malba, sobre la avenida Figueroa Alcorta. Es que allí se hará presente la primera dama anfitriona, Juliana Awada, quien recorrerá el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires junto a otras esposas de mandatarios como Melania Trump, la francesa Brigitte Macron y al canadiense Sophie Grégoire, entre otras.

Buenos Aires vivirá una semana atípica, en donde se podrá observar el importante despliegue de seguridad que resguardará a los presidentes extranjeros. Unos 20 000 agentes se desplegarán por el territorio porteño junto a camionetas blindadas, motos, camiones hidrantes, y todo tipo de vehículos que, a su vez, estarán custodiados por aviones de la Fuerza Aérea Argentina y lanchas de la Prefectura Naval.

TAG