Pity Álvarez comparte el pabellón psiquiátrico de Ezeiza con José López y Giselle Rímolo

Pity Álvarez ya está en la cárcel de Ezeiza. El viernes por la mañana confesó ante los medios haber matado a Cristian Díaz, pero ante el juez Pablo Yadarola se negó a declarar a la tarde. Preventivamente, pasa su primera noche en una celda de la unidad psiquiátrica.

El exlíder de Viejas Locas ingresó al Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (Prisma) de Ezeiza. En ese pabellón especial podría cruzarse con el exsecretario de Obras Públicas, José López, o con la falsa médica, Giselle Rímolo.



También, con uno de los abogados de Lázaro Báez, Jorge Chueco, o con Susana Freydoz, que mató a su marido, Carlos Soria, exgobernador de Río Negro. Allí estuvo el excantante de Callejeros, Patricio Fontanet, hasta que recuperó la libertad.

Álvarez habría matado de tres tiros a Díaz a la 1 de la mañana del jueves en la avenida Dellepiane Sur y Escalada. Tres personas declararon que fue el músico el que efectuó los disparos que terminaron con la vida del hombre.










Tras esos testimonios, el juez Yadarola ordenó detener de inmediato a "Pity", quien finalmente se entregó el viernes a la mañana. Al llegar a la comisaría, afirmó ante los medios: "Yo disparé, yo lo maté, era él o yo". Ante el juez, sin embargo, guardó silencio.

Cristina, la mamá de Álvarez, lo defendió en TN: "Cometió un error, pero no es un asesino de pensamiento. Le pueden preguntar a sus hijos. Nunca hablaba de esas cosas. En el barrio Samoré hay un grupete de gente que está todo el tiempo en la vereda. Existía un roce, un 'cobro de peaje', u otras cosas. Esos chicos no tienen futuro, pero Cristian, así como lo ven, estaba escribiendo un libro para venderlo a una cadena de televisión".

Los llamados al 911








Con informacion de TN.COM.AR





TAG