Gobierno aborda problemática del suicidio con enfoque interdisciplinario centrado en escucha y ayuda

[video mp4="https://saltoaldia.com.uy/wp-content/uploads/2018/07/111.mp4"][/video]

El Ministerio de Salud Pública (MSP) y la Comisión Nacional de Prevención del Suicidio conmemoraron este martes 17 el Día Nacional de Prevención del Suicidio. En la oportunidad, se presentó una nueva línea telefónica gratuita (0800 0767) que atiende 24 horas los 365 días del año. Este servicio será gestionado por ASSE y contará con psicólogos y técnicos con amplia experiencia en el tema.



Por otra parte, se presentaron datos estadísticos que muestran que, mientras en 2016 se registraron 715 suicidios, en 2017 totalizaron 686. Ello implicó que la tasa de suicidio descendiera de 20,54 por 100.000 habitantes en 2016 a 19,54 por 100.000 al año siguiente.



El ministro de Salud Pública, Jorge Basso, se refirió a la nueva Ley de Salud Mental, ya vigente, considerada un hito para el país, dado que sustituyó un marco legal que tenía muchos años, y habló de su importancia en torno al tema del suicidio. Informó que el pasado lunes 16 se aprobó el primer decreto reglamentario vinculado a la creación de la Comisión Nacional Asesora de Salud Mental, que permitirá la implementación de varias acciones en ese sentido.



Basso se refirió a la implementación del decreto de registro y notificación obligatoria de intentos de autoeliminación y al protocolo de atención y seguimiento de personas con intentos de suicidio. Dijo que esta es una problemática planetaria sobre la que, además, existe una serie de mitos que deben abordarse: “el que dice que se va a matar no lo hace”, “el que se quiere matar no lo dice”, “el suicidio se hereda”, “hablar de suicidio incentiva a que se realice”, “el que intenta el suicidio es un cobarde”, “el que intenta el suicidio es un valiente”.



El ministro insistió en la importancia de tener una herramienta como la línea telefónica para prestar ayuda a estas personas, que se suma a otras existentes en el Sistema de Salud, como prestaciones psicoterapéuticas y psicosociales en salud mental para personas con intento de autoeliminación, tanto para ellas como para sus familias y su entorno, por el impacto que estas decisiones tienen en el contexto.



Por su parte, la titular de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, consideró que la problemática del suicidio no debe abordarse exclusivamente desde el ámbito institucional de la salud, sino desde una mirada integral e interdisciplinaria. Dijo que su cartera promociona el cuidado de la salud mental como la mejor herramienta para la prevención del suicidio. “Nuestro compromiso sigue siendo asegurar el acceso a la educación y la cultura de todos los ciudadanos, porque estos son factores protectores de la salud mental, en tanto alimentan y fomentan la creatividad, la reflexión, el trabajo colectivo, la solidaridad, la diversidad y el respeto por el otro”, argumentó.



En tanto, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, se refirió al aumento de las manifestaciones de violencia en la sociedad y a la diferente exposición que estas tienen en los medios de comunicación. En el caso de los homicidios, que es de lo que más se habla, son los causantes de menos muertes, comparado con los siniestros de tránsito y los suicidios. En este sentido, consideró fundamental reducir por todos los medios las manifestaciones violentas que son multicausales, lo que no es una tarea de su ministerio sino de toda la sociedad, vinculada con lo cultural, los hábitos y las costumbres.



También participaron del acto el presidente del directorio de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), Marcos Carámbula, y los responsables de las áreas de Salud Mental del ministerio y del prestador público, entre otras autoridades.

TAG