Da “vergüenza ajena” ver los basurales que se forman en Salto dijo Quian

El subsecretario del Ministerio de Salud Pública (MSP), Jorge Quian, está realizando una gira por el departamento de Salto y se reunió con integrantes del Comité de Emergencia local para abordar aspectos de la campaña para controlar la enfermedad de la leishmaniasis.

El jerarca habló en rueda de prensa y dijo que entrar a la ciudad de Salto le daba “vergüenza ajena”, por los basurales y chatarrerías que se aprecian tanto en la vía pública como en predios particulares.



Quian fue categórico en estas afirmaciones. Indicó que se las transmitió a las propias autoridades locales, entre las que no estuvieron ajenas las de la Intendencia de Salto. La comuna es responsable de mantener controlados y limpios esos lugares, que son focos en los que se concentra el vector que transmite la enfermedad de la leishmaniasis y que llevó a que el departamento fuera declarado en su momento en una emergencia sanitaria que se extendió por año y medio.

Acompañado de la directora departamental del MSP, Cristina González, Quian brindó otros datos sobre esta campaña de control de la enfermedad que por el momento solo se detecta en perros.



Informó que se llevan analizados un total de 7.827 animales y detectado positivos 479. Además, agregó que en base a las recomendaciones sanitarias y a la ley ya se han sacrificado 400 animales, que significa un 81% de los canes enfermos.

“La única manera de evitar que haya casos en seres humanos es lograr el sacrificio de todos los perros positivos”, acotó Quian.

Y dijo que si bien existen mecanismos para tratar de disminuir la circulación de la mosquita transmisora a través de las medidas de higiene ambiental, “la eutanasia sigue siendo la mejor respuesta”. El jerarca advirtió que no se descarta recurrir a la justicia en circunstancias que los propietarios de mascotas enfermas se opongan a la medida.

“Lo repetí en las reuniones que tuvimos hasta ahora, entrar a Salto da vergüenza ajena por la cantidad de cubiertas, de carrocerías de autos, de basura que hay en la entrada en esta tan hermosa ciudad. No se merece esa entrada, eso es un compromiso de los ciudadanos, de la Intendencia y de todos nosotros, porque los factores ambientales favorecen la propagación de la leyshmania”, dijo ante la prensa.

Quian se mostró convencido de que Uruguay es un ejemplo en cómo se encaró este tema y cuando se declaró por dos veces la emergencia sanitaria en Salto. Pero enfatizó que es su obligación desde el punto de vista sanitario recordar cuáles son los problemas que tienen los habitantes para evitar las enfermedades.



El Pais
TAG