Allananaron la "mansión del sexo" por el crimen del profesor de inglés

El crimen del profesor de ingés Edwar Vaz en Punta del Este, desató una trama en la que parece que cada vez que uno tira de un hilo empiezan a salir datos y más datos. Lo último que se conoció ayer fue el testimonio de la última pareja de la víctima, que dijo que su exesposa (la sospechosa de encargar el asesinato) sentía "amor por el dinero".

Esta mañana, una división de la Policía Científica llegó a la mansión en un gran despliegue de agentes para recolectar pruebas sobre las actividades que se practicaban dentro. El operativo duró alrededor de una hora y media y los oficiales se llevaron carpetas con papeles, posiblemente para certificar a nombre de quién está la casa.

Es que el principal móvil del asesinato es económico y la Justicia ahora necesita estipular si se recaudaba dinero y cómo eran los movimientos de la mansión, donde se practicaban fiestas sexuales.

Dentro de la casa se quedó Leticia, la amiga de Lulukhy que vivía con ella en la mansión. Leticia le dio de comer a los perros, retiró limones del jardín y se llevó sartenes y una bolsa de comida, seguramente con la idea de no regresar a la casa.


La mansión está a la venta por 1.300.000 dólares.
La mansión está a la venta por 1.300.000 dólares.



El crimen generó conmoción en Punta del Este y sacudió por completo al barrio Beverly Hills. Todo cambió el pasado 9 de julio cuando dos sicarios asesinaran a Edwar Vaz. Desde entonces, salió a la luz que la casa, propiedad de su esposa y que él le reclamaba, era el lugar de las fiestas de swingers (intercambio de parejas) y otros eventos sexuales.


El comedor de la "Gypsy Queen".
El comedor de la "Gypsy Queen".



Al momento, la expareja de Vaz, una mujer llamada Luluhky, es la única detenida por el crimen, ya que se sospecha que fue ella quien lo encargó. La policía afirma haber identificado ya a los dos sicarios, que se encuentran en busca y captura. Hoy el caso pasó al juez y al fiscal titular, que miran el caso con lupa mientras intentar encontrar a los asesinos e identificar el móvil del crimen.