Uruguay y Portugal animarán un duelo de alto voltaje en busca de los cuartos de final



Con la promesa de observar un duelo de alto voltaje entre dos ataques poderosos y sin un favorito claro, Uruguay y Portugal chocarán en Sochi (18h00 GMT) en busca de un boleto a los cuartos de final del Mundial.







La potencialidad de ambos ataques es inmejorable. Por el lado lusitano un hambriento Cristiano Ronaldo va por todo en Rusia. En el bando contrario, Luis Suárez busca en esta Copa del Mundo enterrar los antecedentes sufridos hace cuatro años en Brasil.







Guiados por Fernando Santos, los campeones de la Eurocopa 2016 quieren escribir una nueva página de gloria antes de que comience la caída en la carrera del delantero del Real Madrid. "Uruguay es un equipo que en 2018 no ha recibido ni un gol. Creo que Portugal va a ganar, pero reconozco que tendrá un rival muy fuerte", señaló el entrenador portugués en la previa.








Oscar Tabárez, en tanto, también confió en el poderío de la Celeste. "A este Mundial llegamos como queríamos", lanzó el Maestro. Los protagonistas advierten que el árbol no puede tapar el bosque y que el partido es mucho más que un cara a cara entre CR7 -que suma cuatro tantos– y el Pistolero del Barcelona, autor de dos conquistas en lo que va del torneo.







Cristiano Ronaldo es el goleador de Portugal con 4 tantos (Foto: REUTERS/Lucy Nicholson)

Cristiano Ronaldo es el goleador de Portugal con 4 tantos (Foto: REUTERS/Lucy Nicholson)




"El equipo es el que tiene que jugar. Si Cristiano juega solo, Portugal va a perder", advirtió Santos. En las trincheras charrúas también se relativizó la idea de reducir el juego a un par de jugadores. En este sentido, Luis Suárez advirtió: "hay que ser conscientes que no juego solamente yo, o yo contra Pepe. En Uruguay dependemos muchísimo de cómo estemos colectivamente porque a nivel individual se puede sacar una mínima ventaja".







Más allá del arsenal que propone la ofensiva oriental, los sudamericanos tienen otros motivos para sonreír. Acabaron líderes del Grupo A con tres triunfos, ante Egipto, ArabiaSaudita y Rusia, manteniendo su valla en cero.







El capitán, Diego Godín, es uno de los puntos más altos de la única retaguardia que aún no recibió goles en el Mundial. El jugador del Atlético Madrid mueve los hilos en la defensa que salvó con buena nota la ausencia de José María Giménez ante Rusia.







El compañero del Faraón en el Colchonero volvería a la titularidad ante Portugal, tras recuperarse de molestias en su pierna derecha. Pero si un retroceso en su evolución lo relega al banco, Coates demostró ante Rusia que está en buena forma y listo para acompañar a la última línea.







Cavani convirtió un tanto en el último partido de la fase de grupos

Cavani convirtió un tanto en el último partido de la fase de grupos




Pero CR7 y sus compañeros, varios de ellos campeones de Europa hace dos años, serán un hueso duro de roer. "Cristiano Ronaldo está en la élite, tiene un gran potencial y no lo va a marcar solo un futbolista, no va a ser solo Godín. Hay cosas que pretendemos hacer desde el punto de vista colectivo para limitarlo", desveló Tabárez en la previa al duelo.







El partido promete un duelo de pizarras entre Santos y Tabárez, que en su cuarto Mundialcon Uruguay, el tercero consecutivo, busca ponerle listón a un proceso de más de 12 años.







Con los ataques y defensas en foco, la clave puede estar en el mediocampo. El bicampeón del mundo ha probado varias fórmulas en el sector del campo más vulnerable y si bien en el último partido del Grupo A el Maestro quedó más satisfecho en una zona en donde el más regular ha sido Rodrigo Bentancur, aún hay lugar para mejoras.







"En estos tres primeros partidos, más allá del juego, creo que estamos más cerca que nunca de lo que queremos", señaló el timonel del campeón mundial en 1930 y 1950. En los lusos, CR7 necesitará ayuda de los creadores en el medio. William Carvalho deberá dar un salto de calidad en la creación y será bienvenida la ayuda de Ricardo Quaresma. El premio para el ganador será enfrentar al sobreviviente del choque entre Argentina y Francia.







Uruguay solamente ha jugado una vez en su historia contra una selección europea en los octavos de final de un Mundial. Fue contra Italia en Roma, en la edición de 1990, y la Celeste se impuso por 0 a 2. Por entonces, el banquillo ya lo ocupaba un tal Óscar Washington Tabárez…




TAG