La madre de Nahir Galarza: "Perdón hija por no haberte cuidado"

Durante más de una hora, con la voz quebrada por el llanto, Yamina Kroh, la madre de Nahir Galarza, dio su versión de qué pasó la noche del asesinato de Fernando Pastorizzo y cómo era la relación de los jóvenes. "Perdón hija por no haberte cuidado", le dijo a la chica entre lágrimas.


foto jose almeidatrcer semana de audiencias por el juicio a nahir galarza homicidio fernando pastorizzo.santa fe 18-06-2018nahir estuvo en la audiencia junto sicologa gladis tovar y su madre yanina korh - FTP CLARIN DSC_3297.JPG Z Almeida

La madre de Nahir contó cómo era la relación de la chica con Fernando (José Almeida)



Krohlloró sin parar los más de 60 minutos que duró su exposición. Por momentos se detenía a tomar agua, y habló de todo, empezando por la relación entre ambas. Dijo que cuando Nahir era chica, eran más compinches, pero que al crecer cambió y que últimamente no le contaba “nada personal, nada de lo que le pasaba”.

La mujer, quien también fue policía como su esposo, aseguró que Nahir nunca les presentó a Pastorizzo como su novio y que jamás lo llevó a la casa mientras estuvieran ella y Marcelo Galarza. Dijo que al único joven que Nahir les presentó fue a Rafael Destéfano --el joven a quien la defensa quiso señalar como su novio--, y que también lo hizo como un amigo.


Yamina Kroh, durante una de las audiencias (José Almeida)

Yamina Kroh, durante una de las audiencias (José Almeida)



Consultada sobre cómo si no eran novios Nahir llevó a Fernando de vacaciones a Brasil, Kroh detalló que su esposo había cobrado un dinero y que por eso decidieron viajar, lo que no habían hecho antes. Su esposo entonces propuso ir a Río de Janeiro y Nahir le pidió invitar a Sol Martínez, su amiga íntima, la que habría participado de la famosa pelea en la madrugada de Navidad.


Nahir Galarza en un viaje familiar a Brasil con Fernando Pastorizzo (El Día)

Fernando con los Galarza, en Río de Janeiro (Archivo)



“Pero como es menor de edad y no tenía el permiso de sus padres, no pudo ir. Por eso a último momento Nahir nos dice ‘Ma, ¿puedo llevar a un amigo?’. ‘Sí, ¿quién es?’. ‘Fernando’”, relató. Ahí recién lo conocieron. “Nunca fue a la casa, nunca lo trajo, nunca me lo presentó como su novio”, remarcó.

Sin embargo, Kroh comenzó a relacionar a Pastorizzo con episodios de violencia que vivió su hija luego de un día en el que la chica se estaba duchando y, durante el tiempo que permaneció dentro del baño, el joven la llamó 87 veces.

“La veía mal, le preguntaba qué le pasaba y ella me decía que me quedara tranquila, que no pasaba nada. Pero yo estaba preocupada”, aseguró. Esa preocupación se acrecentó el 18 de diciembre, cuando le vio “un moretón grande en la entrepierna”.

Kroh le propuso hacer la denuncia, pero Nahir se negó y le pidió que no le dijera nada a su padre porque “como es él, imaginate cómo se va a poner”. En ese momento del relato, la mujer se quebró: “Perdón hija por no haberte cuidado”. Hacia el final de la declaración, se contradijo y afirmó que fue ella la que le sugirió a Nahir no hacer la denuncia: “Yo le dije que no dijera nada”, repitió tres veces.


Nahir Galarza durante el juicio (José Almeida)

Nahir Galarza durante el juicio (José Almeida)



También fue consultada sobre un supuesto abuso que podría haber sufrido la chica, lo que fue deslizado por una psicóloga durante el juicio. La mujer relató que en 2014 su hija había sido secuestrada a la salida de la escuela por dos hombres y que se despertó horas después en un descampado. La joven declaró en cámara Gesell, pero nunca se comprobó nada y la denuncia se cayó. “A partir de ese momento mi hija cambió para siempre y no sé qué le pasó”, remarcó.

Respecto del día del crimen, la madre contó que habían ido a las termas a pasar la jornada. Volvieron tarde y Nahir les dijo que estaba cansada y no iba a salir. Pero horas más tarde, la chica salió y ella la mensajeó para preguntarle por qué se había ido. Según le recordó la querella, Kroh llamó esa noche 26 veces a su hija. La chica volvió luego con Fernando y de allí volvieron a salir a la madrugada (cuando Nahir lo mató en la calle de dos balazos), pero ella no los vio.

Kroh no volvió a ver a su hija hasta el 29 a media mañana. La mujer estaba preparando el desayuno cuando su hermana le mandó un mensaje diciéndole que había pasado algo cerca de la cada de la madre de ambas (la abuela de Nahir) y que su hija estaba involucrada.

Ahí, la madre fue a buscar a Nahir: la encontró en shock. La chica no le habló, no le dijo qué había pasado. Llegó la Policía a buscarla, y ambas fueron con los agentes hasta la fiscalía, porque su esposo no estaba en la casa. “Nadie me explicaba por qué, cuando llega Marcelo tampoco sabía”, recordó Kroh sobre esas horas en la fiscalía. “Tengo que hablar con un abogado”, fue lo primero que les dijo, recién entonces, Nahir. Ese abogado les terminó comunicando que su hija quedaba detenida, acusada de haber matado de dos balazos a su novio.
TAG